Política

Cinismo

En otros tiempos era una actitud critica ante las convenciones sociales, hoy su significado se ha transformado y se muestra inequívoco. Desvergüenza en el mentir, lo define el diccionario, y a ello se entrega la cúpula dirigente de un partido que gobierna y aspira a seguir gobernando. Las actividades delictivas que se publican a diario y las declaraciones de los últimos días, sólo son ejemplos de una ristra enorme y grosera de corruptelas y sobredosis de cinismo. De Cospedal a Floriano hay todo un ramillete selecto; pero, la secretaria general siempre pone mantilla, hipocresía y memez: “El PP ha hecho todo lo que podía hacer”, dijo ufana en referencia a la corrupción.

Jugando con las palabras no se cambia la realidad. Acosados por los casos de corrupción, repiten que el PP colabora con la justicia, pero se ha necesitado el auto de un juez para desmontar esta engañifa. Alardean de colaborar con la justicia mientras destruyen pruebas, son investigados por remodelar su sede con dinero negro y todos los que han sido sus tesoreros tienen o han tenido problemas judiciales. ¿Cómo que no pueden hacer más contra la corrupción? Hay un vasto camino sin retorno para emprender de inmediato.

Después de decir y repetir que son un partido decente, de vocear que eran incompatibles con la corrupción; después de tantas imputaciones y sentencias, nos sale ahora con la catástrofe. Cospedal alerta del peligro que supone para la democracia el que los ciudadanos voten a una determinada opción política. ¡Uy, qué miedo! Y lo dice la misma persona que un día, desde un chiringuito marbellí y con un cinismo impúdico, denunció una causa general contra el PP orquestada por jueces, fiscales, policía y Gobierno. De aquellos tragos, estas arcadas. Pues bien, esta misma señora alerta ahora sobre los riegos que, para la democracia, supone determinado voto. Conocidos los antecedentes ¿dónde está el peligro?

La corrupción no es un mal crónico. Existe un antídoto llamado ciudadanía. Es cierto que la democracia no trajo la corrupción, que ésta es una querencia que siempre acompañó al hombre y que con especial presencia se instaló en la España predemocrática. Pero, dejando atrás el régimen golpista, hubo quien se metió en política para medrar. Los partidos políticos tenían distintas opciones, pero decidieron mirar para otro lado, cerrar filas y elegir a sus cuadros en función de la capacidad de sometimiento a la disciplina partidaria. “No pienses, el partido lo hace por ti”. La disciplina de partido era un valor y condición indispensable. La ciudadanía, depositaba su voto y se despreocupaba. No exigía responsabilidad y los actos, incluso los de naturaleza corrupta, tenían poca consideración más allá de la pirotecnia cansina del “y tú más” para sazonar debates.

Se dice que lo malo no es la corrupción sino la impunidad; que lo peor no son los corruptos sino los corruptores, quienes lo justifican y jalean. Lo mismo cabe decir de los mediocres y los apologetas de la mediocridad. Cuando se ha llegado a esta orgía de corrupción y cinismo no queda otro remedio que mover el suelo. Los gobernantes se han acostumbrado a vivir tranquilos, protegidos por cierto tipo de periodismo y con la indiferencia indolente de la ciudadanía. Pero los gobiernos corruptos, para dejar de serlo o desaparecer, precisan tener sobre sus cabezas una espada de Damocles dispuesta a caer. Es normal que sientan miedo cuando muchos ciudadanos parecen decididos a levantar su voto para dejarlo caer en las urnas. Esta simple hipótesis, para ciertos demócratas de mantilla y peineta, supone un acto de rebeldía que les aterra.

Es lunes, escucho a Lakunza Brothers:


No perdono, La corrupción no es el problema, Nueva asamblea contra la especulación…, Corrupción A, corrupción B y C, Es la ética, imbécil, Rajoy y las buenas prácticas del PP, Cadena de responsabilidad corrupta infinita, Sociedad de temblores y seísmos, Perros¿Corrupción o dominación?, Cuestión de respeto, Socialistas, primero la corrupción, Un buen presidente, De siglas ideologías y partidos, ¿Cantaremos por fin la libertad?, De los sesgos y extremismos al poder equilibrado, El cambio de escenario político es un hecho,

http://wp.me/p38xYa-VS

Anuncios

5 comentarios sobre “Cinismo

  1. Ya quisiera esta tropa saber jugar con las palabras, su diccionario es el más corto y pobre que conozco, más que jugar soban, soban las palabras (título similar al de tu blog), soban las consignas, soban hasta el mismo aburrimiento. Nunca la frase “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces” fue más aplicable a algo que esa formación. No mienten cuando dicen que no pueden hacer más contra la corrupción, implicaría su destrucción. No se dan cuenta de que los ciudadanos han decidido tomar sus consejos para ir justo en la dirección contraria, en la práctica están marcando el camino, a tanto ha llegado su descrédito. Su código de barras son las rejas de la cárcel. Esta moquera que les hace babear es una alergia anticipada a la próxima “primavera”.

    1. Ojalá los ciudadanos hayamos decidido caminar en sentido contrario al marcado por estos impresentables. Ojalá cuando votemos, recordemos cómo han ejercido el podernos que han tenido. Ojalá estalle la próxima primavera y, como dijo un antiguo socialista vasco, elijamos entre los mejores para vigilarlos como si fueran delincuentes.

  2. Por lo pronto, agotado el cinismo, van a probar con… ¡que viene el coco! Pero, cuando vean que ya no hace efecto y el miedo sea, por fin, todo de ellos, habrá que estar preparados para defenderse. Un animal aterrado puede ser muy peligroso.
    Se me ponen los pelos de punta cuando veo que ya hay quien pide “tiros en la nuca”.
    ¡Eso sí que nunca más!¡Qué horror!

    1. La apelación al miedo pudo ser eficiente cuando el terror era una posibilidad real, cuando desde la España cuartelera llegaba un ruido de sables constante. La situación ha cambiado aunque algunos prefieran continuar con este recurso para lograr lo que no pueden alcanzar de otra forma. El poder lo sigue intentando, por ello manipulan la información y comprando medios que les son fieles altavoces. Cometen un error, hay medios alternativos que no pueden controlar. Buena parte de la ciudadanía parece vacunada contra el miedo que propaga el poder y sus cuatreros. El miedo ha cambiado de bando, ahora son ellos los que están asustados y andan nerviosos y preocupados. Parece que está llegando un tiempo nuevo que necesariamente deberá ser más honesto con la palabra dada y con la ciudadanía. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s