Demasiadas palabras

Inicio » s. XX » El 14 de abril en Vejer

El 14 de abril en Vejer

El diario El Sol publica información, servida por la agencia de noticias Febus, sobre los resultados de las elecciones celebradas el 12 de abril y del entusiasmo popular en la proclamación de la II República. Como escriben Francisco Javier Hernández Navarro y Santiago Moreno Tello en  La destrucción de la Democracia: Vida y muerte de los alcaldes del Frente Popular en la provincia de Cádiz (Volumen 2): Se trata de una breve pero interesante crónica periodística, que describe cómo Vejer acogió la noticia de la proclamación de la República en Madrid, haciéndose extensible a toda España

Sobre los resultados electorales, se informa de la victoria de la candidatura demócrata liberal sobre la candidatura monárquica. Según este rotativo madrileño, triunfó «la sinceridad, el entusiasmo y el noble sentimiento de un pueblo agradecido a su alcalde, D. José Pérez de Rendón y Sánchez» que se presentó a las elecciones bajo el lema «Confio en mi pueblo».  En cuanto a lo sucedido alrededor de la proclamación de la República, se reproduce el texto íntegro publicado en la edición del 23 de abril de 1931 en el referido diario:

VEJER DE LA FRONTERA, 22 (7m.).— Han venido siendo días de verdaderos acontecimientos los anteriores y posteriores a la proclamación de la República en esta ciudad.

Al recibirse en este último punto la noticia de su implantación en Madrid organizaron una manifestación, en las que se dieron vivas a su presidente. Hicieron acto de presencia ante el cuartel de la Guardia civil para izar la bandera republicana, y dicha fuerza se vió obligada a simular varias cargas y a disparar al aire para controlarlos. Afortunadamente lo consiguieron después de muchos esfuerzos, sin tener que lamentar  ninguna desgracia.

Después de estos hechos cundió por la ciudad que elementos exaltados querían destruir la iglesia parroquial y trasladarse en camiones para ejecutar los mismos actos, y gracias a la oportunísima intervención del alcalde, que supo imponerse, fracasaron aquellos intentos.

Renacida la calma, se procedió a izar la bandera republicana y a retirar los retratos del ex Rey de la Alcaldía y Juzgado municipal; impovisóse una entusiasta manifestación con bandera tricolor y música. Las campanas se echaron a vuelo duran te la manifestación, y al llegar ésta al Ayuntamiento, como vitorearan también al alcalde, éste se vió obligado a dirigirles la palabra  desde uno de sus balcones para aconsejarles el mayor orden y compostura. También lo hizo en términos no menos elocuentes el administrador de los conde de Villariezo, D. Pedro Girard Sáenz, el cual ensalzó las virtudes del régimen naciente, en abierta contraposición  con la bochornosa esclavitud  de la detestable Dictadura, de tan infausta memoria.

Muy entrada la noche, se disolvió aquélla en forma ordenada y respetuosa, sin que se registrara el menor incidente, por lo que sus componentes dieron un alto   ejemplo de ciudadanía.

Por persona, bien informada se dice que el Comité republicano de esta ciudad se avistó con el provincial para expresarle que   depositaban su más absoluta confianza  en el alcalde para que continuase rigiendo los destinos de este pueblo (Febus).

El Sol, diario que se publicó entre 1917 y 1939, fue considerado como uno de los mejores periódicos de Europa y el mejor de España.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: