Manuel Herrero Benítez

Médico, profesor, republicano y represaliado.

No es mucha la información encontrada sobre el doctor Manuel Herrero. Prácticamente todo lo hallado se debe a una iniciativa de Carlos Berzosa y a su compromiso, como rector de la Universidad Complutense, de rehabilitar la memoria de los profesores, catedráticos y rectores represaliados. Sabemos que fue militante republicano, su nombre aparece en el fichero de militantes histórico de la Asociación Manuel Azaña, y que fue  depurado, la Facultad de Medicina tuvo el mayor número de represaliados, tras el golpe de Estado de Franco.

Para conocer sobre las secuelas de la dictadura y el ambiente en el que se movió nuestro personaje, resulta interesante la lectura de «La destrucción de la ciencia en España».

Del libro de Fernando Pérez Peña «Exilio y depuración política (en la Facultad de Medicina de San Carlos)», capítulo XVI, se reproduce la siguiente referencia:

Nacido en Vejer de la Frontera (Cádiz) se licenció en Medicina en la Facultad de San Carlos. El 29 de agosto de 1932 fue nombrado Ayudante de Anatomía con el Prof. Julián de la Villa Sanz, cargo que sería prorrogado por dos años en julio de 1934.

Desde 1931 estaba afiliado a Izquierda Republicana y desde abril de 1936 a la Agrupación de Médicos Liberales. Durante la guerra civil prestó servicios en el Hospital Provincial hasta el 8 de diciembre de 1936, fecha en la que es nombrado por la Junta de Defensa de Madrid, Capitán Médico de la 1 a Brigada Mixta de Lister, prestando entre otros servicios, el de Director del Hospital del Frente de Chinchón hasta el 5  de marzo, fecha en la que sufre la fractura del brazo izquierdo siendo trasladado a Valdepeñas (Ciudad Real). Fue cesado como docente, el 30 de junio de 1939.

Del capítulo XV, del mismo libro, se extrae el siguiente apunte biográfico:

Ayudante temporal de Anatomía (Prof. de la Villa) desde el 29 de agosto de 1932, cargo que sería prorrogado por dos años en 1934.

Desde el comienzo de la guerra civil, actuó como cirujano en el Hospital Provincial donde por su significación política fue nombrado Prof. Auxiliar desempeñando este cargo hasta el 8 de diciembre de 1936, fecha en la que fue nombrado por la Junta de Defensa de Madrid, Capitán Médico, sirviendo como cirujano a las ordenes de la Brigada Mixta del famoso Lister, prestando entre otros servicios el de Director del hospital del frente de Chinchón, hasta que el 5 de marzo, fecha en la que sufre una fractura en el brazo izquierdo, por lo que es trasladado a Valdepeñas.

Según su propia confesión ante las autoridades republicanas antes de concluir la guerra civil (libre por tanto de posible coacción o de temor a represalias por las tropas vencedoras), pertenecía a Izquierda Republicana desde 1931 y a la Agrupación de Médicos Liberales, desde 1936.

En la Facultad, fue declarado cesante el 30 de junio de 1939, lo cual significa que no se presentó a prestar servicios. Ignoramos su expediente de depuración como personal docente o si tal vez se exilió (aunque no figura en las listas de exiliados de los autores que se han ocupado del tema). Según Francisco Guerra, figura entre los inhabilitados a perpe­tuidad por el Colegio de Médicos de Madrid.

También hay alguna referencia a Manuel Herrero Benítez en el libro de Luis E. Otero Carvajal, «La Destrucción de la Ciencia en España. Depuración universitaria en el franquismo».

http://wp.me/P38xYa-3p

Anuncios