Demasiadas palabras

Inicio » Personajes » Leopoldo de Alba y Salcedo

Leopoldo de Alba y Salcedo

Diplomático, político, escritor y periodista.

Puede que Leopoldo Alba Salcedo sea uno de los vejeriegos más ilustrados y de los pocos que merecieran aparecer en una supuesta galería de paisanos ilustres.

Como diputado, fue elegido por el distrito de Sariñena (Huesca) en las elecciones de 1876 y las de 1879.

Este diputado conservador jugó un importante papel en el reconocimiento de Chiclana como ciudad. En agosto de 1876, mediante un Real Decreto del rey Alfonso XII, la entonces villa de Chiclana de la Frontera se convertiría en ciudad. Antes de que se publicara en la Gaceta de Madrid —Boletín Oficial del Estado de la época—, el alcalde de la ciudad, Francisco Manjón, recibió una carta del diputado a Cortes, natural de Vejer, en la que se podía leer:

Muy Señor mío y de mi consideración; Queriendo dar á Chiclana una modesta prueba del Cariño y consideración que le profeso y aprovechando mi carácter de Diputado, entablé las gestiones oportunas para ver de obtener el título de Ciudad, que por sus circunstancias merecía. Previniendo determinar inconvenientes, no me pareció del todo oportuno comunicación á V. de mi pensamiento; pero hoy en que aparece concedida tan honrosa distinción en “La Gaceta” del veinte cinco, tengo el gusto de participárselo por si estima ponerlo en conocimiento de la Corporación que tan dignamente preside» (Texto completo, páginas 74 y 75).

Como escritor es autor varias obras entre las que destacan: «La dictadura: apuntes históricos de actualidad» o de La revolución española en el siglo XIX. dedicada a los generales Serrano, Prim y Topete y de la que en La Iberia se recomienda su lectura porque: «abraza el gran periodo histórico desde que, libertado Fernando YII de su cautiverio, empezó la triste serie de sus arbitrariedades y perfidias, hasta el triunfo de la Revolución de setiembre en los campos de Alcolea. Se remonta el señor Alba Salcedo á las causas primordiales del radical cambio político de nuestra patria, y así comienza á historiar los sucesos desde la promulgación del gran Código sancionado por las inmortales Cortes de Cádiz». En La Correspondencia de España se puede leer la siguiente referencia:

Comprende este libro los principales sucesos políticos ocurridos en España desde principios de siglo hasta la proclamación de la regencia del general Serrano. El autor pone de relieve en su obra los esfuerzos que ha tenido necesidad de hacer el pueblo español para conquistar su libertad.

Como periodista, dirigió periódicos como El Estandarte, La Opinión, La Patria, La política moderna o La Crónica de España. En sus Memorias, Pío Baroja escribe: «Alba Salcedo (D. Leopoldo) era un tipo curioso. Hablaba con acento andaluz un poco bronco. Había sido ministro de España en China y escrito varios folletos políticos en la época de la revolución de 1868 y en tiempos de Alfonso XII» […] «Por este tiempo, en un periodicucho que se llamaba “La Opinión”, y era de un señor Alba Salcedo, publiqué yo una novela como folletín. La novela se llamaba “Camino de perfección”».

Como diplomático recordar que en 1884 fue nombrado enviado extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España en China y Siam, «cerca de S.M. el emperador de China y Su Majestad el rey de Siam», que así es como se recoge en el libro «Evangelización y prestigio: primeros encuentros entre España y Corea», de Ernesto de Laurentis y al que se tiene acceso pinchando en el pié de foto de la imagen que se reproduce del personaje. También ocupó los cargos de Secretario de la Comisión Central de Estadística o Vicesecretario de la Comisión Central del Catastro.

Tanto el diario ABC, como La Época o El Liberal dan cuenta del fallecimiento de D. Leopoldo de Alba y Salcedo, natural de Vejer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: