Demasiadas palabras

Inicio » s. XX » Mitin (1903)

Mitin (1903)

Enumerar uno por uno los chanchullos, los despilfarros, las componendas, las injusticias…

Las Dominicales del Libre Pensamiento, publicó el 8 de noviembre de 1903, la reseña de un mitin político que tuvo lugar en Vejer. Se reproduce el texto, entre otras razones,  por el interés de plantear cuestiones referidas a la administración municipal que, por su vigencia,  parecen  perpetuarse en el tiempo. Por ejemplo, la apelación que se hace a la necesidad de que los votos sitúen en los centros de decisión a personas honradas y comprometidas en la gestión de los asuntos públicos es una exigencia de plena actualidad. El texto resulta curioso por la fogocidad y el apasionamiento de quien redacta que, ocultando su identidad, no deja dudas de ser un fervoroso discípulo de la causa republicana.

Antes de proceder a la lectura de la noticia, se advierte que se respeta la ortografía del texto tal y como se publicó:

A la noticia de la llegada del presidente de la Junta municipal republicana de Cádiz, un movimiento desusado entre los patriotas de Vejer, anunció el deseo de escuchar su elocuente palabra.

A las tres de la tarde eran recibidos el señor D. Manuel Rodríguez Piñero y el concejal republicano de Chiclana D. Juan Domínguez por la Junta directiva del partido, que los esperaba en las afueras de la población.

Citados los correligionarios para las nueve de la noche en el Teatro de la Corredera, allí vimos á todo el elemento republicano de Vejer, que pugnaba por ocupar un sitio que desde las primeras horas no había, y mucha parte del cual hubo de contentarse con permanecer en la calle, donde también llegaron los torrentes de elocuencia de los oradores, que dejando las comodidades de su hogar y sus ocupaciones diarias, se convierten en mensajeros de las ideas del progreso y la civilización.

Abierta la sesión á las nueve en punto, el presidente del comité vejeriego D. Gregorio Moreno, hizo la presentación al numerosísimo concurso que acudía ávido de ideas redentoras.

Concedida la palabra al presidente de la juventud republicana, D. Joaquín Gallardo, leyó un entusiasta y bien escrito discurso.

Se levanta á hablar D. Juan Domínguez, y desde el primer momento entusiasma al concurso con su patriota palabra. Termina su hermosa peroración con vivas á España, á los republicanos y á la república francesa, que fueron contestados con el mayor entusiasmo.

Se levanta á hablar el elocuente abogado presidente de la Junta republicana municipal de Cádiz D. Manuel Rodríguez Piñero, y en párrafos grandilocuentes saluda á los republicanos de Vejer, en nombre de sus correligionarios de Cádiz, á la juventud republicana en nombre de sus compañeros de aquella ciudad.

Empieza haciendo alusión al joven vejeriego, elocuente orador y republicano de corazón don Francisco Ibáñez, presidente de la juventud republicana de Cádiz; ofrece acompañarlo á éste su pueblo, para que de sus elocuentes labios oigan sus paisanos sus palabras redentoras.

Expone con arrebatadora el programa del partido, cuya base ha de ser la educación del pueblo, la explotación de todas las fuentes de riqueza, la protección al obrero, la repartición gradual de la riqueza hoy vinculada en manos de usureros y agiotistas, la desaparición del depresivo ó irracional impuesto de consumo, la libertad religiosa, etc, etc.

Prueba con argumentos irrebatibles la incompatibilidad de la monarquía y la democracia.

Se ocupa del heroico ejército español al que no dejaron vencer y deshonraron con sus componendas después de haberle exigido tantos y tantos sacrificios.

Por último forma un cuadro de la administración municipal en España. No es posible que mi pobre pluma pueda dar al cuadro los colores con que el elocuentísimo Sr. Rodríguez Piñero pintó el suyo. Seguir su fogosa palabra y enumerar uno por uno los chanchullos, los despilfarros, las componendas, las injusticias, etc. etc., que á diario se cometen en aquellos centros de administración, es tarea superior á las que mis escasas fuerzas puede comprender; pero en la conciencia de todos está, porque ¿quién no conoce hoy a los Ayuntamientos de España?

Fundado en estas razones, hace ver la necesidad absoluta de que lleven con sus votos á esos centros, hombres honrados y de valor acrisolado, dispuestos á no dejar pasar la más insignificante irregularidad, pídala quien la pida; á tener la vista fija en los mangoneadores de la cosa pública para analizarle todos los actos, y á procurar en fin que el dinero del pueblo se invierta en satisfacer las necesidades el pueblo mismo, y no en dar de comer y satisfacer ambiciones de los caballeros que sin estudiar nada han obtenido la borla de doctor en la carrera de la política.

Vivas estruendosos y aplausos nutridísimos interrumpieron numerosas veces al elocuente orador, que al terminar, recibió el premio de su hermoso discurso con una ovación  delirante de aquella multitud entusiasmada con el poderoso influjo de la elocuencia y la verdad.

Terminado el acto, se acordó enviar un cariñoso saludo en nombre de todos al Jefe supremo D. Nicolás Salmerón y al provincial D. José Moreno.

UN REPUBLICANO.

Vejer 20 de Octubre 1903

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: