Demasiadas palabras

Días y palabras

bloguers_rc1

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 376 seguidores

Mi Ping en TotalPing.com

La imagen de cabecera es un fragmento de la obra “Cuatro amigos con sus sombras”, de Dimitris Papazimouris, bajo Licencia Creative Commons.

Futuro incierto

Habrá que aceptarlo: cada vez que se conoce el resultado de unas elecciones democráticas se produce una decepción más. Algo no funciona cuando tipos como Trump consiguen ser presidentes electos. Con todo, el triunfo del magnate no supone una novedad. Hace unos años, en Italia, millones de ciudadanos votaban entusiasmados a Berlusconi, ahora la Liga Norte continúa recibiendo un enorme voto popular. En Francia, el Frente Nacional recibe el respaldo de millones de ciudadanos; en Alemania, Austria, Holanda o el Reino Unido aumenta el voto para la extrema derecha. Y aquí, millones de españoles votan a un partido investigado por innumerables casos de corrupción que además recorta derechos y amordaza libertades. (más…)

¿Una izquierda insignificante?

Como no resulta fácil calcular la dosis de aventura personal existente en cada trayectoria política, resulta más sensato atender a los proyectos que a los personalismos; prestar más atención a las ideas que a los rostros, anteponer los programas a los candidatos. El votante de la derecha no tiene este problema, parece importarle lo mismo el carisma de su líder que el contenido de su programa; él siempre vota a los suyos. En la izquierda la cosa es bien diferente; a falta de un proyecto ideológico, nos dispersamos en cien mil pequeñas batallas, recurrimos a excusas conspiranoicas o nos refugiamos en la abstención como salida profiláctica ante tanto despropósito. (más…)

Incierto, casi negro

¡Se necesita Gobierno!, gritaba la clac mediática y política añorando los tiempos en los que se agredía, mediante leyes, decretos y nombramientos, a una sociedad adormilada y distraída. Confirmado, Rajoy vuelve a ser presidente por el voto ciudadano, la traición a la palabra dada de la mayoría de diputados socialistas y por la incapacidad de todos para confeccionar una alternativa. Tras diez meses y unos cuantos días se acaba la tranquilidad legislativa, se avecina un nuevo periodo de recortes y una pelea constante entre los grupos de la oposición para regocijo del Gobierno y sus secuaces. (más…)