Demasiadas palabras

Días y palabras

bloguers_rc1

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores

Mi Ping en TotalPing.com

Imágenes de cabecera: Braque, El Bosco, Gerhard Richter, Kandisnky.

Anuncios

Escribir

Un día me dije: si te gusta escribir, escribe. Escribe de todo y de cualquier cosa, sin prejuicios. Escribe de la juventud, de la lluvia, de lo que ves o de lo que intuyes; del placer de la convivencia feliz, del café caliente, de tus hijos. Escribe sobre el poder, el amor, la música; escribe de cuanto se tercie y te apetezca. Si te gusta escribir, hazlo; puedes redactar unas líneas sobre el sabor de la cerveza, sobre esos jóvenes felices que pasan a tu lado o de los viejos caminando hacia las entidades bancarias cada primero de mes. Escribe de lo que se te ocurra, de lo que te ronde por la cabeza. (más…)

Anuncios

El libro de mi madre

Los consejos y recomendaciones en ocasiones crean falsas expectativas. Por radio alguien, a quien no identifico, hace una referencia elogiosa de un libro. Retengo título y autor. Al escritor, Albert Cohen, lo reconozco como autor de Bella del señor; el título del que habla, El libro de mi madre, me hace recordar a mi propia madre y a muchas otras protagonistas de grandes novelas: madres cariñosas, abnegadas, autoritarias, despreocupadas, protectoras o rebeldes. Y es que la figura materna ha estado presente en la literatura desde las tragedias griegas a la actualidad. (más…)

Sociedad zombi

El poder, en el nivel que se quiera, necesita de personas sumisas o incapaces de preguntarse nada. Las organizaciones políticas, como las  sociales o religiosas, prefieren adeptos y fieles contumaces que no duden ni hagan autocrítica. ¿Discrepancias? Si fuera necesario, las mínimas e indispensables para ofrecer una apariencia de pluralidad. Al fin y al cabo, todo poder anhela una uniformidad carente de conflictos. (más…)

Se enciende y se apaga una luz

Me gusta regresar sobre libros ya leídos. Comprobar como, con el tiempo, quedan desfasados o conservan intacto el interés y placer de su lectura. Un aliciente para la reincidencia consiste en descubrir, con la experiencia que dan los años, nuevos enfoques o indagar por qué razón me encandiló tanto una obra que ahora no me dice gran cosa o comprobar si, por propia incapacidad lectora, le mantengo la etiqueta de tocho inabordable. (más…)

Desahogo equidistante

Tras el desacuerdo, el cuerpo me pide un desahogo y un tiempo de desconexión. Aunque me haya refugiado en el escepticismo, lo ocurrido con la investidura fallida me produce cierta tristeza. ¿Qué fue del interés general, de aquellas apelaciones a la defensa de valores compartidos o del viejo y siempre actual latiguillo de «programa, programa, programa»? El entendimiento se presagiaba complicado, cuando desde el principio, ambos partidos se mostraban más como enemigos escupiéndose recelos y desconfianzas que como contrarios empeñados en tejer alianzas. (más…)

Consejos vendo

Con cierta frecuencia escribo en este blog, a propósito de la manipulación mediática y política, demandando un cierto grado de escepticismo sobre toda la información que se publica y sobre cuanto se nos presenta como incuestionable. Además de insistir en la necesidad de una actitud crítica ante los mensajes que recibimos y contenidos a los que accedemos. Pues bien, como dice el refrán: consejos vendo que para mí no tengo. (más…)

Pedro y Pablo

Si tuviera la ocasión, como ciudadano que siempre ha votado izquierda o centro izquierda, preguntaría a Pedro y a Pablo hasta dónde están dispuestos a llegar y si tuvieran la posibilidad de avanzar en una sociedad mejor, más igualitaria y justa, ¿no lo intentarían?
(más…)