Demasiadas palabras

Días y palabras

bloguers_rc1

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 403 seguidores

Mi Ping en TotalPing.com

Imágenes de cabecera: Braque, El Bosco, Miró. Gerhard Richter, Kandisnky.Dominio publico.

Mi patria, mi bandera

Vivimos agarrados a principios heredados, verdades absolutas y símbolos que, con frecuencia, se convierten en elementos para el sectarismo y la polarización. Maduramos cuando rompemos amarras, cuando dudamos de todo; cuando cuestionamos los preceptos doctrinales y desmenuzamos el relato de los propagandistas. La democracia a palos o sin garantías, no es democracia; la legalidad a mamporro produce tristeza y crea mártires. (más…)

Equidistante

Incertidumbre. En estos días de desconcierto, la ausencia de referentes políticos y sociales se hace más evidente. Cuando el Gobierno se escabulle detrás de las togas y de los uniformes de la Guardia Civil o de la policía;  cuando más Rajoy es el presidente del Gobierno, más necesitamos de políticos capaces de gestionar con inteligencia las demandas sociales. (más…)

Sin complejos

Ya advirtió Aznar que quería un PP sin complejos. Y aquí tenemos un partido y un Gobierno desinhibido en las cosas de la corrupción, en la  manipulación de la justicia o en eso de vender la moto de la recuperación ocultando  los datos de trabajadores obligados a aceptar contratos con menos horas de las que deben realizar o recibiendo limosnas en vez de salarios. La actualidad está desacomplejada en lo referente a los abusos del poder, aumento de la desigualdad o la anestesia social.
(más…)

Landero en el balcón

«Mi padre hubiera querido ser un padre cariñoso y comunicativo, pero no sabía cómo…». Esta frase me persigue como un eco interminable a lo largo de la lectura de El balcón en invierno. Probablemente no sea el hilo conductor de la obra, pero el propio autor reconoce que la muerte de su padre supuso un episodio central en su vida. En todo caso, como hijo y como padre, la frase me acompaña mientras leo el rastreo que Landero hace entre sus recuerdos para ofrecernos retazos de su biografía: la familia, el pueblo, la adaptación a la ciudad, el placer de escuchar y aprender de los «raros saberes» de sus mayores o el gusto por la recreación fantasiosa de la realidad. (más…)