Demasiadas palabras

Inicio » Miscelánea » La pitonisa y el suicida

La pitonisa y el suicida

El texto, que se reproduce tal y como fue publicado, se ajusta a la ortografía de la época y sin corregir el error en el apellido de Lorenzo que, como comprobará el lector, una vez aparece como Molina y otra como Sánchez.

LA FALTA DE CULTURA

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯‾¯‾¯‾

La acusación de una pitonisa provoca el suicidio de un hombre

Vejer de la Frontera 7.— A raíz de descubrirse el suicidio del vecino de esta localidad Lorenzo Sánchez, que fué encontrado ahorcado de un árbol en el pago de Palmar, del que era propietario, empezó a circular entre el vecindario la especie de que las causas que habían dado origen al suceso no eran ajenas a la intervención de una mujer llamada Dolores Villarreal, que ejerce desde hace tiempo, con verdadero éxito, su profesión de pitonisa, que le había dado cierta nombradía entre los espíritus demasiado crédulos o  poco cultos de varios pueblos de esta región.

Conocido de las autoridades el rumor, se hicieron las oportunas diligencias, con lo que ha conseguido aclararse totalmente el hecho.

Parece que, con ocasión de un robo cometido en el pueblo, varios vecinos perjudicados se vieron para ver el medio de llegar a conocer quién era el autor del delito. Alguien indicó como más conveniente visitar a Dolores, y la idea, aceptada con entusiasmo, fué puesta en práctica inmediatamente.

Una vez en presencia de la pitonisa, los confabulados asistieron a una serie interminable de manejos absurdos y de operaciones pintorescas, inspiradas siempre en el sentido de un impresionismo fácil, y al final de ellas Dolores aseguró firmemente que Lorenzo Molina era el único autor del robo.

Convencidos de ello los visitantes de la pitonisa, les costó poco trabajo convencer a otros muchos vecinos del pueblo, y poco a poco fué formándose en torno del acusado una atmósfera que, para Lorenzo, hombre poco decidido, llegó a hacerse imposible, más cuando las víctimas del robo se decidieron a denunciarle como autor indiscutible del hecho.

Poco después Lorenzo, aterrorizado e incapaz  de hacer frente a la voz popular, atentó contra su vida.

Conocidos todos estos datos, las autoridades ha procedido a la detención de Dolores, que ha sido encarcelada.

EL IMPARCIAL (pág, 4)
VIERNES 8 DE MARZO DE 1929


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: