Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Primarias

Primarias

Ya lo sabes, ahora pretenden imponer primarias como sinónimos de democracia. Por el desafecto actual, heredero del desencanto de los ochenta, o por la necesidad de hacernos regresar al redil se abren paso las primarias que, en algunos casos, suponen la  cesión de privilegios del «aparato del partido» a las bases. Cansados de los políticos, podemos tener la tentación de sumarnos al coro que entona el que todos son iguales o que sobran los políticos y sus partidos. Dan ganas, pero eso es una gilipollez igual que escupir hacia arriba. Cada vez que escucho esta consigna me viene a la memoria el innombrable aconsejando a los jóvenes que hicieran como él, que no se metieran en política. Es cierto que hay demasiadas razones para la indignación y el cabreo, que el descrédito de la política se acentúa día a día pero, no todos son iguales y llegado el caso, ¿quiénes sustituirían a los políticos?

Que los partidos políticos dejaron de ser mediadores entre la ciudadanía y el poder o los encargados de encauzar las demandas sociales, parece evidente. Corrupción aparte, hoy son inútiles para resolver los problemas de los ciudadanos y canalizar sus demandas. En Gamonal, ¿qué hubiera pasado si un partido político, cualquiera que fuera, hubiera tenido la tentación de ponerse al frente de la protesta?

Conocedores del rechazo ciudadano, algunas formaciones han emprendido el camino de la participación. Es lo de Mahoma y la montaña: perdidas plazas y calles, intentan que los ciudadanos lleguen hasta sus sedes para la elección de candidatos. A la izquierda del PP, las formaciones políticas han convocado primarias; la excepción es IU. Aunque no sean la panacea, generen algunas dudas y no garanticen nada, suponen un intento de impregnar de democracia la elección de candidatos. En sus distintas versiones, aspiran a ser un mecanismo de participación para contrarrestar la desconfianza instalada entre los ciudadanos y hacer realidad algo tan simple como aportar democracia y participación.

La derecha que representa el PP no las hace; argumenta que ya tienen líder. El PSOE, que se propone como alternativa al PP aunque en algunos temas se quede en alternancia, busca en las primarias la credibilidad perdida. No lo tiene fácil, ha sido tanta la confianza depositada en esta formación y tanta la frustración generada, que unas primarias no transformará la desconfianza en votos.

El problema de las formaciones de izquierda es la movilización ciudadana. Entre su electorado ha germinado la idea, nada descabellada por otra parte, de que los gobiernos no tienen autonomía, que todo está rígidamente controlado o que el poder político está al servicio de otros poderes, entre los que no se encuentra el de los ciudadanos. También se extiende la idea de que todos los partidos políticos están dominados por sus «aparatos», que la militancia es la clac que hace su trabajo cuando el guión lo requiere y que sus votantes sólo son importantes cada vez que se convocan elecciones. En todo caso, para que la izquierda pueda ganar unas elecciones, es necesaria una alta movilización social. El recurrente “miedo a la derecha” tan exprimido en otras ocasiones, no será necesario agitarlo esta vez; ese miedo ya está aquí encarnado en la contrarreforma del aborto o la ley de seguridad ciudadana.

Si con las primarias sólo se pretende una apariencia democrática, si se quedan en buscar un rostro que genere empatía y complicidad pero no constituyen una cesión real de poder de las cúpulas en favor de afiliados y simpatizantes, ni van acompañadas de compromisos y proyectos que generen expectativas, se corre el riego de agotar el penúltimo cartucho cargado de esperanza.

Es lunes, escucho a Duke Jordan

Algunos blogs que han publicado sobre las primarias: Alberto Garzón,  Jaime Aznar,  Xabier Iglesias, Antonio Pulido Ruiz, Celemin, Iván P. Marinas, Martu Garrote,  Pedro Fresco, Álex Roa, César Calderón, José Manuel Prieto, Federico G. Charton

http://wp.me/p38xYa-CZ

Anuncios

12 comentarios

  1. madamebovary dice:

    Las primarias pueden ser desde un señuelo propagandístico más, con el fin de engancharse al prestigio del concepto; o bien un proceso democrático de participación ciudadana. A mi modo de ver, todo dependerá del nivel y extensión del debate que generen, de los compromisos que adquieran los candidatos, de la extensión de la participación; en fin, del grado avance democrático que supongan. Así, nos podemos encontrar con un pase para la elección de una ‘miss’ o un ‘mister’ que ponga cara a las elaboraciones del aparato o con una toma en consideración de proyectos políticos. En todo caso, el proceso en sí tiene su interés en medio de la nada. Veremos por dónde nos salen. Un saludo.

    • Juan dice:

      Totalmente de acuerdo, lo miro con escepticismo y con cierta esperanza. Los ciudadanos en la calle con los últimos logros es un aviso. Los partidos deben comprender que ya no son necesarios, que un grupo de ciudadanos armados de razones son capaces de hacerse oír y cambiar los planes de los gobiernos.

      Espero que el descanso “bloguero” solo sea un tiempo para volver.

  2. cayetano dice:

    Primarias abiertas: inversión de la pirámide de poder a la base, o traslación de poder a los mass media.
    Dicen que estos días en el PSOE, ante sus primarias abiertas, no pocos dirigentes temen que la realidad de facto convierte una iniciativa a la participación, en una convocatoria al aumento de influencia del grupo PRISA (sobre todo) en la vida interna y designación de candidatos.
    Este pensamiento, se fundamenta en la información radicalmente asimétrica que se establecería entre ciudadan@s (no sólo la afiliación del PSOE) , candidatos y centros de poder mediático. De tal manera que el resultado de las mismas, impediría aún más si cabe la posibilidad de una alternativa desde la izquierda en el PSOE. Asegurando la comunión de intereses del mismo con el stablishment, en lugar de abrir paso al aire fresco y democrático. Por ello, este sistema de primarias abiertas hace ya mucho es antiguo, tradicional y añejo en los EE.UU., no provocando ninguna renovación o regeneración democrática, menos aún salida al bipartidismo alternante y sistémico.
    Las primarias y consultas a la afiliación, no son una novedad,IU las practica desde hace tiempo, así por ejemplo: las diferentes posiciones en torno a los gobiernos donde son determinantes (Andalucia, Asturias y Extremadura), han sido refrendadas, decididas por las respectivas afiliaciones.
    Es curioso, sin embargo que parte de la izquierda alternativa se sume al carro de las primarias abiertas. Que se pretenda como fórmula de restablecer la desconexión o desafección entre ciudadan@s y política.
    El reconocimiento de la población, la demanda de la ciudadanía, por desgracia no es de participación. Es más ahora mismo atravesamos una situación de reflujo de las movilizaciones, con una tendencia al aumento de la impotencia y la desesperanza, con el consiguiente conformismo ante el destino demiúrgico que se escapa de nuestras manos.
    Recuperar para la esperanza y la rebeldía, las energías que se frustran y pierden en la impotencia, es posible sí.
    Pero no con llamados a la participación como elemento central, bandera primordial, condición sine qua nom, barita mágica o fórmula milagrosa que recupere dicha desconexión.
    Analizar el fenómeno con atención, si es el fin perseguido recomponer y aumentar las filas de la mayoría social, pasa primero por reconocer quiénes componen el colectivo de desafectos.
    A poco que nos detengamos podremos observar, que los desafectos a la política fundamentalmente pertenecen a clases medias y trabajadoras, en su aplastante mayoría identificadas electoralmente con las mayorías fluctuantes entre PSOE Y PP, hoy desencantadas y frustradas ante el empobrecimiento por desposesión que sufren, cuando no ante la perdida de su condición de clase media por la proletarización provocada o el miedo ante ella.
    La multitud de Gamonal, en la castellana Burgos probablemente votaba también mayoritariamente al PSOE o el PP, en las últimas municipales el PP obtuvo allí mayoría absoluta (http://erasdegamonal.blogspot.com.es/2011/05/resultados-elecciones-municipales-2011.html). Su actitud ante los partidos políticos en general, no es más que la extensión a tod@s del rechazo provocado por aquellos en quiénes habían depositado su confianza (esta realidad es también el fundamento del a/antipoliticismo de gran parte del 15-M).
    Pero de lo que se trata, es como restituimos y recuperamos para la alternativa a esta masa (por nº) de desorientados y recien desafectos a las opciones alternantes.
    Es esta cuestión, ¿como recuperamos a los desafectos a la alternancia?, para la alternativa y esperanza de otra España, Europa y Mundo Posible.
    La tarea es ardua, pues debemos reconocer que la impotencia parte de la inidentificación de dichas capas con ninguna alternativa conocida al Sistema.
    Es decir, debemos dotar o transmitir diversas herramientas racionales:
    a) Una alternativa al Sistema con la que identificarse (al tiempo que denuncia de la deriva del actual Sistema).
    b) Una alternativa política que la encarne y con la que identificarse.
    c) La viabilidad y posibilismo del proyecto, como real y necesario.
    d) La respuestas inmediatas a las necesidades perentorias, prioritarias y más urgentes de la ciudadanía, entrelezadas con el discurso alternativo al sistema.
    f) Indudablemente, la necesidad de un proceso Constituyente que empodere a la ciudadanía frente al stablishmente y la dictadura de los mercados. Instituyendo en la práctica al pueblo como único soberano, que participa, elabora y decide, son retos a los que responder.

    Aduciendo a las primarias abierta como herramienta de movilización electoral y ciudadana, se puede entender dicha propuestas desde la izquierda alternativa.
    Cabe y enlaza la propuesta como la convocatoria abierta a la construcción de un movimiento político y social, círculos lo llama Pablo Iglesias en PODEMOS.
    Cuyo banderín de enganche y llamado a la participación más amplia, vendría a cristalizar en el acto o actos de participación en las primarias abiertas.
    Pero debemos seguir siendo conscientes, que estamos hablando de como construir movimiento, no de empoderamiento democrático de las bases.
    Dado que dicho empoderamiento, parte de la igualdad de oportunidad de tod@s l@s candidat@s, y proyectos como PODEMOS nacen viciados al respecto con un candidato preestablecido, al que arropa toda la estructura y potencian los medios de comunicación cercanos.
    Lo que no quita efectividad, al uso de la iniciativa de primarias abiertas, como herramienta de marketing y banderín de enganche al movimiento.
    Al tiempo, que abre serías interrogantes sobre las reales intenciones de unidad del movimiento, sobre todo si como dice Cayo Lara. Las propuestas de incorporación al proyecto unitario de IU, se han realizado sólo desde la prensa, sin haber solicitado encuentro oficial , ni trasladado propuesta concreta.

    Barbarie o Democracia.

    • Juan dice:

      Barbarie o Democracia. Sin duda democracia, no esta que tenemos, sino aquella en la que el poder resida efectivamente en el pueblo, en los ciudadanos. Las primarias, no son desde luego la solución pero es un procedimiento válido y democrático si se hacen bien. Que los protagonistas en la elección de candidatos no sea el “aparato” y que éste pierda poder de decisión en favor de militantes y simpatizantes, es un paso significativo que se puede quedar en nada y que no es el único que tienen que transitar los partidos que pongan en marcha este sistema. Que se ceda, obligado por el descrédito y el rechazo, en favor de la militancia y los simpatizantes es positivo, al fin y al cabo los partidos tienen la representación que tienen no por sus afiliados sino por quienes les votan. Dicho esto, me parece absurdo los intentos de trazar una línea con las primaras y poner a un lado los que las practican y en el otro los que no. Que es un sistema viejo y que viene de EEUU, no significa nada; la democracia y revoluciones, también vienen de lejos en el tiempo y ambas debieran ser activadas.
      “¿Cómo recuperamos a los desafectos a la alternancia? Hay una propuesta que puede ser interesante y cuyo primer borrador ha sido redactado por A. Garzón. Entiendo que primarias abiertas o propuestas como la de Garzón (solo he leído la noticia en Público), son iniciativas para ofrecer algo distinto más allá de las siglas.
      La izquierda, me refiero a la izquierda social en la que incluyo a la base electoral del PSOE, tiene un enorme problema de “atomización”; su voto se desperdiga entre opciones reales, testimoniales y utópicas. La unidad en la izquierda parece un objetivo hoy más necesario que nunca.

  3. grojol dice:

    Un cartucho con muy poca esperanza, pero… esperanza, sí.
    Saludos

    • Juan dice:

      Es la necesidad de agarrarse a algo. Soy escéptico, desde luego no imagino ni colas para votar en las primarias ni que un simple procedimiento haga olvidar, pero los pasos acertados hay que reconocerlos.

  4. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Ya lo sabes, ahora pretenden imponer primarias como sinónimos de democracia. Por el desafecto actual, heredero del desencanto de los ochenta, o por la necesidad de hacernos regresar al redil se abren paso las primarias qu…

  5. Diego dice:

    Tenía un comentario escrito invitando a la lectura del artículo de Alberto Garzón. Luego me he dado cuenta de que lo llevas enlazado.
    En cualquier caso, te dejo mi despedida: Un placer leerte, como cada lunes. Muy buena música la de hoy.

    • Juan dice:

      Pienso que Alberto Garzón es un diputado interesante y que puede tener mucho más protagonismo en el futuro. Dicho esto, no comparto su posicionamiento con respecto a las primarias porque, no considerando desechable otros procedimientos, las primarias abiertas si se hacen de manera transparente y con un procedimiento diáfano, pone en manos de simpatizantes y afiliados lo que está reservado a las cúpulas dirigentes. Cuando los partidos políticos pierden protagonismo en favor de los movimientos ciudadanos, ayer fue Gamonal y es la Sanidad Pública madrileña, hay que favorecer la participación y la implicación de cuantos más mejor.

  6. Verbarte dice:

    Pasan los años y la maraña partidista tiene cada vez los hilos más torcidos y enredados. Las primarias, per se, suenan a cuento chino en la boca de un partido, el PSOE, que ya las maltrató hace años cuando de ella salían vencedores equivocados a los ojos del aparato. PP y PSOE son los más vetustos ocupantes de la pista y vuelven a recurrir a intemporales proclamaciones y primarias, desgastadas magias que ya no ilusionan y apenas engañan.

    Definitivamente, la ciudadanía camina por diferentes senderos que las viejas guardias.

    Salud

    • Juan dice:

      Y sin embargo, no estoy por despechar este nuevo intento. Abrir el melón de las primarias significa que el “aparto del partido” cede poder en favor de los afiliados y simpatizantes. La decisión de quién será candidato, es crucial en quien tiene alguna opción de ganar. Que esta elección ya no dependa del núcleo de dirigentes, lo considero interesante por muy difícil que lo tenga un partido que tanta expectativas ha defraudado.

      Salud y abdicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: