Demasiadas palabras

Inicio » Publicaciones con la etiqueta 'Pedro Sánchez'

Archivo de la etiqueta: Pedro Sánchez

Pedro y Pablo

Si tuviera la ocasión, como ciudadano que siempre ha votado izquierda o centro izquierda, preguntaría a Pedro y a Pablo hasta dónde están dispuestos a llegar y si tuvieran la posibilidad de avanzar en una sociedad mejor, más igualitaria y justa, ¿no lo intentarían?
(más…)

Del PSOE, sus militantes

Probablemente la ética que más preocupa sea la ajena. Apelamos a la ética de los demás y, con frecuencia olvidamos la nuestra. En todo caso, como miembros de una sociedad que se pretende democrática, procede reclamar de nuestros gobernantes un poco de ética para, por ejemplo, usar  correctamente el dinero público, dejar de tomarnos por tontos y ejercer de manera adecuada sus funciones de representación. Esta entrada pretende ser un reconocimiento a la respuesta ética de la militancia socialista, a lo único de valor que queda en este partido, a sus militantes.

(más…)

Dando el cante

«Dar el cante» tiene que ver con la canción lo mismo que «quedar retratado» con la fotografía. Quedar retratado significa dejar al descubierto intenciones ocultas, quedar en evidencia; dar el cante es desentonar, sobresalir más de lo normal llamando la atención de manera negativa. En estos días, a cuenta de la celebración del 12 de octubre, la decisión final del PSOE o el anuncio del nuevo Premio Nobel de Literatura, muchos están dando el cante y quedando retratados. (más…)

¿Necesitamos líderes?

Estos días PP y PSOE recuperan los viejos géneros literarios de la picaresca y el esperpento. Si el PP, aunque no de manera exclusiva, ofrece todo un muestrario de pícaros, golfos y corruptos con innumerables episodios cargados de vileza y bellaquería, por usar términos de la época, el PSOE, para desbancar al incómodo secretario general aupado por la militancia y entregar el control del partido a sus oligarcas, monta un circo esperpéntico.  

(más…)

¿Debe intentarlo la izquierda?

Resulta aconsejable no confundir deseos con realidad ni realidad con ficción. En 2010, cuando Zapatero fue abducido, sólo nos quedó la esperanza manifestada en las calles. La situación empeoró cuando Rajoy desactivó la plaza pública, menguó derechos, aumentó la desigualdad y sus políticas en sanidad, educación, dependencia e indecencia, que merecieron una respuesta contundente, transitaron con normalidad y sumisión. Incautos, nos dejamos seducir por una nueva política que pasó de plazas y calles a los platós de televisión y cuando una parte del movimiento alternativo se hizo partido, entrando en el sistema, éste, procedió como el Saturno de Goya.  (más…)

Dejar hacer

Como consideraba importante votar, seguí la campaña electoral con ciertas precauciones. Temía engrosar la lista de los abstencionistas si, como en otras ocasiones, estaba atento a las caravanas, debates y noticias electorales. Es cierto que me perdí la brillante oratoria de Rajoy, la obsesión podemita de Sánchez, la suficiencia de Iglesias y los edulcorados mensajes de Rivera; también las arengas de los periodistas y todas las victorias pírricas en las redes sociales. (más…)