Demasiadas palabras

Inicio » Publicaciones con la etiqueta 'Electores'

Archivo de la etiqueta: Electores

Madrid como pretexto

En una democracia formal, constituida por ciudadanos demócratas, no debiéramos caer en el pesimismo por determinados resultados electorales. Eso tiene solución para cuando se convoquen nuevas elecciones. El pesimismo electoral tiene fundamento cuando votamos con las vísceras, cuando no aceptamos la probabilidad democrática de ganar o perder. Como ya se habrán publicado todos los análisis, me detengo en tres elementos de cualquier convocatoria electoral: prensa, partidos políticos y electorado.

(más…)

Ese 15%

Aunque en política resulte imposible, dice el dicho que después de la tempestad viene la calma. Los nubarrones del día 10 de noviembre se convirtieron en tormenta al llegar la noche y conocerse los resultados. Tanto la irresponsabilidad de los partidos de izquierda como la acción de blanqueo de medios y de distintas opciones políticas han podido ser determinantes para el fortalecimiento de la extrema derecha. Si la tormenta no arreció con más virulencia fue debido a que los electores, una vez más, salieron al rescate de unos políticos que antepusieron sus intereses, egos o ambiciones, a las necesidades de sus representados. La irresponsabilidad de los dirigentes se contrarrestó con la responsabilidad de unos electores que entendieron, pese al hartazgo y cabreo, que era necesario acudir a las urnas para detener la carcoma antidemocrática de la ultraderecha. (más…)

De votante a revolucionario

Ya fueran municipales, autonómicas, generales o europeas, he votado en cada convocatoria electoral. En unas ocasiones con entusiasmo, en otras con bastante escepticismo, como si se tratara de una incómoda obligación democrática. Ahora, cansado de escuchar la misma cantinela de siempre sobre los políticos y de los políticos, opto por desconectar. Que si sólo miran por sus intereses, que ya no hay dirigentes con la talla política como los de antes —¿quiénes son los de antes?—; que si este supone un peligro, que ese otro es un ególatra o aquel un impresentable. En fin, como cantaba Serrat: «Harto ya de estar harto, ya me cansé». (más…)

Epistocracia

La democracia, que tiene en la desidia, la demagogia y la manipulación algunas de sus amenazas más inquietantes, es un sistema complejo que acepta a quienes defienden posiciones intolerantes y elitistas, a la vez que convive con influyentes centros de decisión no controlados democráticamente. La inconsistencia de las élites políticas, la carencia de una sociedad crítica y la convicción cada vez más extendida de que los gobiernos electos resultan incapaces ante la presión de las grandes corporaciones y la geoestrategia, conducen a la degradación democrática y a un futuro incierto. (más…)

Compromiso

La izquierda como etiqueta es una estafa; la democracia como simple formalismo, también. Dando por descontado que el elector de derecha vota cada vez que es convocado a las urnas y que el de izquierda, más indisciplinado y rebelde, se abstiene si no encuentra complicidad en las formaciones que dicen representarle, cabria preguntarse si éstas sabrán leer los resultados electorales de Andalucía.
(más…)

La abstención

La abstención electoral no computa. Se tiene en cuenta en los referéndums, cuando los resultados están supeditados a determinados niveles de participación. En el resto de consultas electores, ni caso; que un gobierno salga elegido con una abstención mínima o enorme no le merma competencias ni legitimación. Votar mucho o poco, que los electores vivan ajenos a los procesos electorales, es un asunto que solo interesa a quienes participan en tertulias, escriben sobre política y, en algún caso, a quienes reflexionan sobre los supuestos riesgos que una baja participación electoral acarrearía al sistema democrático. Por lo demás, la abstención no cuenta. (más…)