Demasiadas palabras

Inicio » Política » Negritas

Negritas

El lenguaje corporal enfatiza, matiza, debilita o refuerza el mensaje. El orador sabe de la importancia de expresarse de manera clara y convincente. Por ello, para comunicar mejor, modula la voz y enfatiza; recurre a la pausa y a la gestualidad. El escritor también dispone de mecanismos para atraer la atención del lector. Si la elección de palabras, la construcción de las frases o las figuras retóricas —que no solamente se usan en el lenguaje literario—, son elementos comunes al texto oral y al escrito; el uso de negritas y cursivas actúan como los gestos del texto escrito. 

Francisco Umbral, que reducía su uso para resaltar los nombres de personajes y personalidades que citaba, popularizó el uso de negritas en su Spleen de Madrid, publicado en El País cuando este diario —antes de llevar la tilde azul— era referencia del progresismo español. El uso de las negritas resulta aconsejable en determinados casos y prescindible en otros. Necesario en los textos para estudiantes así como en los títulos y subtítulos; superfluo en el cuerpo de los artículos de opinión.

Esta es una sociedad apresurada, que prefiere una lectura visual a la pausada y reflexiva, en la que el lector otea más que lee y si no observa nada sugerente, pasa página. En este sentido, sus defensores alegan que las negritas hacen de reclamo y señuelo para que el lector fugaz se detenga el tiempo suficiente para captar el mensaje.

Encuentro un artículo de Almudena Grandes en la web de la Cadena Ser. Se trata de un simple ejemplo. De las 241 palabras del texto, 86 están en negritas. Leer solo las palabras en negritas, será suficiente para tener una idea aproximada del asunto, enfoque e intenciones de quien escribe. ¿Si lo importante se concreta en 86 palabras para qué las 155 restantes?

Los miembros de la cúpula dirigente del PP en la Comunidad Valenciana han sido detenidos y/o están siendo investigados por un caso masivo de corrupción y blanqueo. García Margallo alerta a los aliados del gobierno español de las nefastas consecuencias de un posible gobierno del PSOE con Podemos para la paz mundial. El Partido Popular, como persona jurídica, está imputado por la destrucción de los discos duros de Bárcenas. Todos sus portavoces afirman que no existe un partido más implacable con la corrupción que el suyo. El presidente del BBVA alerta contra las fórmulas que fracasaron hace un siglo, aludiendo a las viejas políticas de la Unión Soviética que, por cierto, hace cien años aún no existía. Nadie le pregunta cómo calificaría los novísimos éxitos del control del déficit, los recortes en inversión pública, la reforma laboral y el rescate bancario que han empobrecido drásticamente a casi todos los españoles. A él no, desde luego.

El principal obstáculo que hallará Sánchez para formar gobierno es que nos hemos acostumbrado a que en España nadie diga la verdad y a que nunca pase nada. Las mentiras sistemáticamente consolidadas como certezas siempre encuentran medios de comunicación que las jaleen. La ceguera, la sordera y el silencio se consideran armas políticas legítimas y eficaces. Así, el candidato se expone a que cualquier éxito personal sea considerado un fracaso nacional, europeo e, incluso, planetario. Quizás, sólo por eso, el intento ya habrá merecido la pena.                                                                                                                      Artículo publicado por Cadena Ser

Quien escribe elige tema y lo desarrolla desde su particular perspectiva. Para ello opta por unas palabras obviando otras, adjetiva y enlaza para enriquecer el escrito con otras aportaciones. Así pues parece, innecesario el recurso tipográfico de unas negritas que inducen a la lectura visual y condicionan tanto la libertad como la capacidad interpretativa del lector.

Quien lee un artículo de opinión normalmente sabe qué y a quién lee. Hay una lectura para engullir argumentos y confirmar lo que ya se piensa, otra para conocer la opinión de quienes ponen algo de luz y conocimiento. También existe la lectura de contraste para conocer el testimonio de quienes tienen otras percepciones. En todo caso, y como ejemplo, para conocer las asperezas de Pilar Cernuda, no son necesarias sus negritas.

Es lunes, escucho a Hristo Vitchev Quartet:

Algunos post interesantes: Hay que burlarse de la gramática Mi parte de la trama Rus El “no” desenlace de las eleciones generales en España Haciendo porras (primera parte) Estrategias La sociedad de la información El cronopio de la trompeta La palabras: Poder, encanto y seducción

Anuncios

3 comentarios

  1. aareth47 dice:

    Como siempre , a ti no te hacen falta las “negritas” o así te leo yo, pues a tus texto, no como el de Almudena , no le sobra ni una palabra , frase o párrafo. Por cierto , se me olvido comentarte q te mencione en mi blog como nominado a los premios Versalite blogger Award, q sinceramente no se si se conceden , pero lo hice con gusto aunque solo sirva para q mas gente te lea.
    Saludos cordiales 😊

  2. icástico dice:

    De acuerdo, y eso que utilizo negrita a veces, para resaltar nombres propios, ciudades o parafrasear. Incluso mientras lo hago soy consciente de esto que has dicho, me parece un tanto ridículo hacerlo, así que es un recurso a evitar. Un saludo

    • Juan dice:

      El problema radica en la sobredosis o cuando se hace con intención de manipular o conducir al lector. Si quien lee lo tiene todo a la vista, parece un recurso innecesario. En los blogs ayudó a generalizarse su uso al advertirse que la intención de dar mayor fuerza a determinadas palabras, se convertía en una herramienta para mejorar el posicionamiento de los mismos.
      No soy partidario de su uso, lo que no quita que en determinadas ocasiones sea un recurso interesante. Saludos, .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: