Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » En el tejado de la izquierda

En el tejado de la izquierda

Lo urgentes es fraguar una alternativa a la derecha que fomentó la desigualdad. El conservadurismo dominante suele refugiarse en el utilitarismo y apelar al sentido común como si de una doctrina se tratara. «El mundo es como es», sentencia mientras esboza una situación caótica para después inducir a la parálisis mediante un condescendiente «¡No está el horno para bollos!». En otras ocasiones gusta del tono paternal para advertir de los riesgos: «¿Sabes el suelo que pisas?». Y cuando la cosa se complica, recurre al miedo. Es lo que hace ahora, cuando la izquierda puede presentar alternativa a la derecha. Cuatro años de un Gobierno indecente, al servicio de la banca y desamparo de los de los ciudadanos, son suficientes para construir una alternativa. No se entendería que la izquierda no lo intentara, no lo hiciera.

En mano de los partidos está la necesaria unidad contra el paro y la precariedad o la sustitución de la legislación aprobada en materia laboral y educativa. La configuración del Congreso posibilita un frente para erradicar la pobreza infantil y la energética, para garantizar el derecho a la vivienda y el acceso universal a la sanidad. También, para impulsar la investigación científica, detener el proceso de privatización de los servicios públicos y abordar una reforma fiscal para que el «Hacienda somos todos» no quede circunscrito al ámbito de la publicidad. El electorado ha posibilitado éstas y otras medidas igualmente necesarias, Cataluña, por ejemplo, o las referidas a la transparencia e higiene democrática. Ahora todo está en el tejado de la izquierda.

Si como tanto se airea llegó la nueva política, lo sabremos con el paso del tiempo; cuando la teatralización deje paso a la política. De momento, con el inicio de la legislatura, lo que se observa es el panorama de siempre con un ejército de analistas y paleopolíticos dispuestos a reincidir en vicios antiguos, regresar a los ecos de sociedad y a la descalificación por las pintas. Ya sabes, si no vistes, peinas o esnifas sus polvos, eres una basura maloliente y piojosa.

La caverna pierde los nervios cuando un grupo de ciudadanos, al ser elegidos diputados, deciden no amoldarse a los usos y costumbres de la ortodoxia más tradicional. Ellos, se creen investidos de alguna cualidad extraordinaria para certificar qué gente es de fiar y cual no, bajo el criterio de su aspecto exterior. Si entre los diputados hay uno de chaqueta y corbata que está siendo investigado por trapicheos varios, le resulta poco importante; si vuelve a nombrarse vicepresidenta a la señora Villalobos como signo de renovación o si la Audiencia de Madrid ordena investigar al PP por destrucción de pruebas, resulta irrelevante. La polémica está en las rastas o en las fórmulas alternativas al prometer el cargo.

Corresponde a la izquierda formar un gobierno para los ciudadanos; colocar a este en el centro del debate político. Sería deseable que los cálculos electorales, las presiones y las ataduras, no lo impidieran; sería deseable que la nueva política tenga más de representación democrática que de representación escénica. Como la pelota está en el tejado de la izquierda, solo cabe esperar que no tengamos que exclamar decepcionados el viejo lamento de «no era esto, no era esto».

Es lunes, escucho a Nat Birchall Quintet:

Algunos artículos y post interesantes: Estereotipos Un Plan B para Europa La cocina de sus señorías ¿Presidente? Se nos va hacer eterno Involúcrate ciudadano De bebés y Congreso Decepcionante ¿Qué es la Ley 25 de Podemos? El gran circo de la Democracia

http://wp.me/p38xYa-1CF

Anuncios

10 comentarios

  1. aareth47 dice:

    Gracias por tu análisis de esta realidad que atemoriza a tantos zombis de esta seudo democracia . Es tiempo ya de aprender que ni los buenos son tan decentes, ni los malos huelen tan mal. Lo importante efectivamente es q abandonen tanto gesto y se decidan por acompañarlo de actos concretos en beneficio de una sociedad cada vez más plural pero con las mismas necesidades , respeto , empatía y dignidad para los pueblos. Gracias de nuevo .

    • JCRomero dice:

      Gracias por leer y comentar.Es cierto que hay mucho zombi; un presidente que no sabe que está muerto y algunos aspirantes que se consideran muy vivos. En fin, todo tan previsible como lamentable. El acuerdo de las formaciones que representan a la ciudadanía se hace necesario cuando con su voto, el electorado ha expresado su voluntad de acabar con tanto corrupto e incompetente. Es el momento de tomar la vía de la democracia, la dignidad y los derechos. Es el momento, pero estamos asistiendo a una lamentable puesta en escena en la que lo primordial es salir con ventaja para una hipotética nueva llamada a las urnas. Los ciudadanos con sus intereses y necesidades sólo son elementos del decorado que ocupa el escenario. Lamentable y preocupante.
      Saludos.

  2. percevalles dice:

    Reblogueó esto en La Ítaca de Bloomy comentado:
    suscribo

  3. Verbarte dice:

    Una única pega.

    España ha votado mayoritariamente a la derecha si a los votos del PP y de C’s le sumamos esa porción a cuantificar del PsoE que impuso la modificación del 135, que impone lo de que España es una y no cincuentiuna y que impondrá en su momento el TTIP.

    Al final va a resultar que el único partido que no es de izquierdas ni de derechas es ese PsoE monárquico republicano que comenzó a moverle la silla a Pedro Sánchez seis meses antes de celebrar las primarias. Mientras el espíritu sevillano siga impregnando el corrupto cuerpo del socialismo, habrá derecha para rato en España.

    Salud

    • Juan dice:

      Los desvíos de Zapatero en su segunda legislatura, consolidados luego por Rubalcaba, hicieron que muchos socialistas dejáramos la militancia y el voto.
      Entiendo que sin el PSOE, hoy por hoy, la izquierda no alcanzará el poder. Puede que gran parte de sus dirigentes no respondan al prototipo de dirigente de izquierda y que cuando está en el poder lo hace en contra de los intereses de buena parte de la militancia y de sus votantes. Puede que sus dirigentes no sean de izquierdas pero, la militancia y el electorado que lo vota sí. Lo relevante en este momento es si se deja escapar esta oportunidad para implantar medidas de choque contra la pobreza y la exclusión social, si se derogan leyes tan lesivas como las aprobadas por el PP.
      En realidad, sospecho que la izquierda no tiene intención de llegar a ningún acuerdo y que está jugando una partida de ajedrez para dilucidar el partido que salga en los medios como el que rompe la posibilidad de pacto. Lo escenifican así, jugando a pactar porque están convencidos que ése partido será el que reciba el castigo de las urnas.

  4. icástico dice:

    A ver si la izquierda retoma el “no pasarán” en el congreso (con más éxito) La derecha está nerviosa, temerosa. Espero que en cuanto los piojosos empiecen a desplegar argumentos en las sesiones parlamentarias dejen a gente tan elegante, “limpia” y bien olient en pelotas, no es difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: