Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Leemos y escribimos

Leemos y escribimos

Leemos para aprender, para evadirnos y estar informados, para buscar respuestas imposibles, para disimular nuestra ignorancia. Leemos, como escribiera Cesare Pavese, para confirmar lo que ya pensamos. Necesitamos que alguien ponga el sello de confirmación a nuestras elucubraciones. En la lectura buscamos el aval de lo que pensamos; la certificación de que nuestro pensamiento no es tan descabellado.

Leemos para encontrar las palabras que nos faltan, aquellas que nos alentarán y las que medirán nuestras limitaciones. Leemos para oír, escuchar y, llegado el caso, para dejarnos convencer o para confirmar nuestras convicciones. Leemos para idear aventuras imposibles, para desbrozar los caminos de cuanto nos rodea, para viajar a donde nunca iremos o experimentar, sin riesgos, las audacias que no tenemos. Leemos para fisgonear en la vida de otros aunque esas vidas sólo existan para el escritor y sus lectores. Leemos para entretenernos, para comprender la convulsiva actualidad de los informativos y de la calle. Leemos para informarnos, como si los datos pudieran radiografiar la realidad, aunque sepamos que la información no es siempre veraz, ni ajena a intereses y negocios de las empresas que nos moldean. Leemos para encontrarnos, para no ser como esos tipos que detestamos, los que nunca quisimos ser o como los que aún estamos a tiempo de ser. Leemos, también, para contrastar y reflexionar, para librarnos de la tiranía de los embaucadores del poder y los manipuladores de la palabra. Leemos para escapar de la ignorancia, para pensar por nosotros mismos; para estar alerta cada vez que alguien nos diga cómo tenemos que pensar.

Tal vez sea por eso, de vez en cuando también escribimos. Porque escribir es pensar y precisar. Escribimos porque en ocasiones leemos textos que nos gustaría haber escrito, porque buscamos nuestro encaje en esta realidad que tratan de relatarnos. Escribimos como terapia y desahogo, para buscarnos y encontrarnos. Escribimos para olvidar y recordar; para manipularnos a nosotros mismos, para denunciar, resistir y luchar. También para ordenar este desorden establecido, ¿o es al contrario? Para contradecir a Oscar Wilde, porque muchas veces no tenemos nada que decir y nos emperramos en juntar palabras aunque ya todo esté dicho y escrito mil veces o más. Escribimos para encontrar una palabra, conjugar un verbo y construir una frase que nos parezca ingeniosa o nueva, aunque sepamos que es antigua y torpe. Escribimos, para engañarnos y leernos a nosotros mismos; para, pasado un tiempo, comprobar lo ignorantes que somos en pasado, presente y futuro. Escribimos para dejar constancia de lo que tenemos claro aunque al comenzar un escrito dudemos de todas esas certidumbres. Escribimos para nosotros mismos; para compartir, con quien se tercie, para dejar constancia de que somos tan estúpidos, mezquinos o amables, como esos que viven de esto que hacemos sin otra pretensión que distraernos y, si acaso, encontrarnos entre tanta palabrería.

Es lunes, escucho a Christian McBride:

Silencio, ese lugar inalcanzableEl poeta, Escribir y leer, 8 cosas que aprendí escribiendoY tú por qué escribes, Escribir o no ser, Escribir para no ser escrito, Leer y escribir.

 http://wp.me/p38xYa-Y3

Anuncios

6 comentarios

  1. Charlipap dice:

    Leída tu entrada me gustaría tener encima de la mesa los cientos y cientos de folios que he roto con unas pocas líneas escritas. Unas veces por vergüenza, otras por rabia por no poder plasmar lo que siento, otras por desgana…, en fin, por cientos y cientos de circunstancias que ahora valoro de otra forma. Preciosa reflexión que nos tiene que ayudar en cientos y cientos de ocasiones.
    Un abrazo.

  2. Javier Ruiz dice:

    ¡Cuántas razones y qué poco tiempo! Un placer leerte. 😉

  3. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Leemos para aprender, para evadirnos y estar informados, para buscar respuestas imposibles, para disimular nuestra ignorancia. Leemos, como escribiera Cesare Pavese, para confirmar lo que ya pensamos. Necesitamos que alguien ..…

  4. grojol dice:

    Leemos y escribimos, creo también, porque es la manera más asequible de sentirnos humanos y cercanos a otros.
    Me ha encantado todo lo que he leído y especialmente esto: “Escribimos porque en ocasiones leemos textos que nos gustaría haber escrito…” Porque, sí, es un ejemplo perfecto: me gustaría haberlo escrito.
    Un abrazo

    • Juan dice:

      Al escribir, como en otras cosas, el comenzar es muy importante. . Las primeras palabras de cualquier texto son, en palabras de Eduardo Galeano, tan fundadoras como los primeros ladrillos de un edificio. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: