Demasiadas palabras

Inicio » Ciudadanía » Ciudadanos o súbditos

Ciudadanos o súbditos

En estos tiempos no se precisa de inspiración para la sátira y el esperpento de Valle Inclán o para la picaresca de Quevedo. El latrocinio, la rufianería y lo grotesco son elementos comunes de la actualidad española. Leer periódicos, ver los telediarios, escuchar los noticieros radiofónicos, estar en la calle, es sorprenderse por cuanto sucede en este país; por la manera en que se ejerce el poder y por nuestra indolencia, capacidad de aguante o cobardía.

Que, según indicios judiciales, la sede central del partido que gobierna fuera reformada con dinero negro, que de los cuatro tesoreros de este partido tres estén imputados y uno de ellos ya está en la cárcel o que en la cúpula de esta formación se repartiera sobres con dinero procedente de la caja B, son pruebas de la morralla que nos gobierna.

Los gobernantes no rectifican, son rectificados. El presidente siempre ha optado por mirarse en el espejo de compañeros de viaje tan ejemplares como Camps, Matas, Fabra, o Bárcenas. ¿Repasamos la hemeroteca? Mucha de la corrupción actual procede del cierre de filas, amparo y protección de un presidente que mientras lanzaba mensajes de ánimo a sospechosos y maleantes, recortaba derechos a los ciudadanos. Al reventarse las alcantarillas del partido tiene cierta lógica que, como afirma el diputado Errekondo, salgan elementos como Mato y Matas, Rato y ratas.

Con éste panorama, no deja de sorprender la insistencia en descalificar a Podemos, en exigirle un aval democrático que no se le pide a ninguna otra formación. Se le reclama concreción programática cuando aún no han sido convocadas las elecciones y cuando todos sabemos lo que hacen otros con sus programas. Un partido que aún no ha tenido que dar explicaciones sobre asuntos de cohecho, malversación o saqueo de las cuentas públicas, es tratado como sospechoso mientras que algún partido experto en fechorías es observado como serio y comprometido con la defensa del interés común. Nunca se entenderá, o sí, por qué quienes confían en Podemos son calificados de cándidos soñadores mientras que los seguidores de los expertos en el engaño son tratados como responsables y sensatos. Lo que pasa en este país resulta insoportable. Por ello, no sorprende la atención mediática a los delirios de grandeza del pequeño Nicolás, el espectáculo bochornoso en la muerte de la duquesa o los tocamientos y abusos orgiásticos en la archidiócesis de Granada. Tampoco dejará de sorprender el rostro marmóreo de un presidente que, acosado por casos de corrupción, tiene la desfachatez de afirmar que «hoy es ya más difícil corromperse en España que antes de que nos confiaran el Gobierno». Pero ¿dónde vive este individuo? Anda, levántate y enfréntate al espejo.

Es conocido que en la culpa de todos se camufla la responsabilidad de quienes saquean y extorsionan la voluntad popular y la decencia política, pero sin la acción decidida de la ciudadanía este país seguirá siendo un terreno abonado a saqueadores y mafiosos.

Los gobiernos no rectifican, son rectificados. O damos un paso adelante en busca de una democracia real o aceptamos que esto es lo que hay asumiendo nuestra condición de súbditos, no solo de la monarquía borbónica, sino de los intereses de los más poderosos y de esa asociación de malhechores que gobierna el país. Alguien afirmará que no nos lo merecemos; alguien pensará que tal vez sí. Conclusión: en democracia la fidelidad del voto resulta nociva, todo lo contrario que la promiscuidad electoral.

Es lunes, escucho a Ernst Glerum y Uri Caine:

Rajoy no puede liderar la lucha contra la corrupción, Podemos se blinda ante los ataques mediáticos, Rajoy trabaja duro para no hacer nada, Goebbels contra Podemos, La duquesa de la España negra, ¿Ahora una liga de tres?Las propuestas del Gobierno contra la corrupción, País de charanga y pandereta,  Hasta nunca duquesa, Quien con niños se acuesta…Se la comió el Jaguar. Historia de una dimisión, El pequeño Nicolás, Mariano Rajoy en CataluñaLos míos los nuestros, Yo no soy Rajoy.

http://wp.me/p38xYa-XC

Anuncios

14 comentarios

  1. Charlipap dice:

    Es evidente que la confianza de la mayoría ha sido traicionada por los de siempre; y que ahora hay una alternativa real, no una disfrazada con carteles electorales, como siempre. El problema será que encontrará las estructuras administrativas, financieras, mediáticas y jurídicas de los anteriores, y no me refiero a los inmediatamente anteriores, sino a todos.. En el tacto empleado en su cambio demostrará su capacidad y su verdadera intención. Los escollos y tentaciones van a llover por todos los lados.
    Necesitamos mucha suerte.
    Saludos.

    • Juan dice:

      El problema no son los escollos que encuentre sino en la capacidad para solventarlos. y en nuestra serenidad para diferenciar las voces y ecos que nos lleguen. Los de tipo político, en el sentido de ataques partidarios, serán similares a los que Podemos hace con otras fuerzas políticas. Más peligroso será la partida que juegue el poder financiero y empresarial. En el terreno mediático las cartas están echadas. Lo de Errejón es sólo un aperitivo, como lo es la portada de ABC de hoy relacionando a ETA con Podemos. Si llegara al Gobierno el acoso mediático será continuo y constante en el tiempo por lo que cada día estará necesitado de un titular más aparatoso, menos creíble. La única forma de contrarrestarlo es con la complicidad de la ciudadanía, es decir, explicando, sin engaños ni fraudes. Potenciando el poder de la ciudadanía, permitiendo consultas y promoviendo iniciativas legislativas ciudadanas se puede hacer frente al poder mediático.

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En estos tiempos no se precisa de inspiración para la sátira y el esperpento de Valle Inclán o para la picaresca de Quevedo. El latrocinio, la rufianería y lo grotesco son elementos comunes de la actualidad española. Lee…

  3. Verbarte dice:

    Lamento discrepar y hacer el agrio papel de pitonisa malcarada. Ni súbditos, ni ciudadanos: esclavos; ni PP, ni POSE, ni grosera coalición de ambos, ni Podemos: el TTPI hará que gobiernen los mismos de la troica, los mismos de las puertas giratorias, pero esta vez con un Acuerdo que sustituirá a las Constituciones. Si creíamos que la cosa no podía ir a peor, esperemos.

    De todas formas, queda la esperanza de que el bipartidismo coja la puerta de salida y que el poder judicial, a falta de guillotina, mande a galeras a estos desalmados. Y otra vez el pesimismo: Ruz será apartado del caso Gürtel. Se admiten apuestas, y quisiera perderlas.

    Salud

    • Juan dice:

      ¿Lamentar la discrepancia? Todo lo contrario, Verónica. Últimamente vengo escribiendo sobre la necesidad de que los ciudadanos demos un paso adelante, que dejemos de delegar nuestras responsabilidad en las formaciones políticas. Y cuando lo escribo, me refiero a todos incluido Podemos. Otra cosa es que me parezca demencial las críticas que esta formación está recibiendo.

      Sobre ese tratado que pretende vincular las economías de la UE y USA, no tengo una opinión formada, pero hace unos días escuché a una economista de ATTAC, en la Cadena Ser ue hizo un diagnóstico bastante desolador. Aludió al supuesto paraíso que se negociaba con mucho oscurantismo y cuyo objetivo era establecer un mercado trasatlántico que operara con total libertad. El paraíso, por supuesto, era para las grandes corporaciones y suponía una amenaza para los derechos laborales, para las garantías sanitarias y para las pequeñas empresas. El objetivo, según ella, es privatizar derechos sociales y la propia democracia europea. Afirmó que está previsto que las corporaciones tengan la capacidad de demandar a los estados si juzgan que, con sus procedimientos regulatorios, ponen en peligro sus beneficios presentes o futuros. De tal manera que la presencia del sector público en sectores estratégico como la sanidad o la educación o la existencia de un gobierno que deseara subir el salario mínimo sería susceptible de ser denunciado.
      Después de escuchar aquella intervención entendí algunos de los motivos por dar protagonismo al pequeño Nicolás y otras memeces.
      Saludos ..

      • Verbarte dice:

        Es grave. Lo del TTIP es más grave de lo que podamos imaginar. Basta ver los estragos producidos por tratados similares y el oscurantismo apresurado con el que el PP está llevando el tema.

        Salud

  4. Como dice icástico, el régimen tiene fecha de caducidad. Les queda un año. Va a ser muy duro, un goteo continuo de porquería, menosprecios, insultos, advertencias, mentiras… Pero es sólo un año. Harán lo que sea para no perder el poder, pero confío en que, esta vez sí, la ciudadanía no se va a volver dejar engañar. Gracias por la mención.
    Saludos.

    • Juan dice:

      Ojalá estés en lo cierto. No soy tan optimista. Podemos está consiguiendo, desde fuera del Parlamento, lo que otras fuerzas no quieren o no pueden hacer. Les ha cambiado el ritmo a todos y, lamentablemente, casi todos se lanzan contra ellos como si fuera un mal democrático cuando es una puerta a la esperanza. Espero que la representación parlamentaria que logre, no diluya las expectativas entre los salones y moquetas del Congreso de los diputados. Saludos

  5. grojol dice:

    Me encantaría equivocarme, pero, para mí que a una gran mayoría les da igual. Les podríamos adaptar aquel chiste:
    “-¿Ciudadano o súbdito?
    -Me es inverosímil.
    -¿Querrás decir indiferente?
    -¡Pues eso! ¿No ves que son palabras sinagogas?”
    Lo lamentable es que esta mayoría, generalmente silenciosa -como ellos las prefieren-, va a ser la que incline la balanza, otra vez, entre ciudadanos y súbditos, otra vez.
    Ellos, que tan mal lo han hecho con los ciudadanos, tienen hechos, y bien hechos, sus deberes para mucho tiempo. Ya se encargaron de que en los C.E.I.P. y en los I.E.S. se siguiera haciendo lo mismo que en los Colegios Nacionales y en los Institutos de Enseñanza Media: SÚBDITOS.
    Saludos

    • Juan dice:

      Lamentablemente parece así. Hay una parte de la ciudadanía a la que parece no incumbir el que gobiernen estos de ahora, una buena parte que no está dispuesta a ejercer su rol de ciudadanos conformándose con ser súbditos, prefiriendo ser espectadores y no actores, por mucho que, desde las tarimas del poder, les provoquen con toda clase de desprecios.Saludos.

  6. icástico dice:

    La gente ha entendido que la prioridad no es la concreción programática, es desalojar a la chusma del poder. Como quienes más critican no tienen ya ni decencia que defender, porque la han perdido toda, es más fácil hacer tabla rasa para hacernos pensar que “son todos los políticos son iguales”, y a río revuelto…ganan los “profesionales”. Ya puestos en esto prefiero votar a unos ladrones nuevos, que aún son “supuestos” o “presuntos”, démosles una oportunidad, porque si todos son iguales, si todos roban, solo me cabe la esperanza de que estos roben menos y más “honradamente”. Sólo en eso puedo pecar de cándido soñador.

    Nuestra indolencia, capacidad de aguante o cobardía fue expiada con el 15M. Muchas veces he oído “parece mentira, tal como está el país, con tantos millones de parados, y la juventud no se mueve”. Lo ha hecho y son unos perroflautas, eso no son formas porque tapan los escaparates de los tenderos. Las manifestaciones tampoco son formas porque se queman contenedores y se destroza mobiliario urbano (las costillas rotas y los ojos perdidos por pelotas de goma, no cuentan). Luego escuché “si quieren cambiar las cosas ¿por qué no crean un partido y se presentan a las elecciones?” Lo hacen, pero entonces no tienen programa. Cuando lo tienen es inconcreto o una locura ¿Qué nos queda? ¿Abandonar el trabajo para meternos en barricadas? Tampoco serían formas, nos tacharían de inconscientes por renunciar algo tan preciado para refugiarnos en la “violencia”. Sin embargo, la violencia de estado, la que no deja rastro de sangre pero sí una lánguida y agónica pena de muerte (ancianas de 85 años desahuciadas, etc., etc.) si lo es, y legal.

    La única resistencia que me queda es esperar un año. Ya me he incorporado un filtro que discrimina insultos, descalificaciones, desprecio…contaba con eso. Ellos no.

    • Juan dice:

      No estaría tan convencido de esa convicción, que muchos deseamos, de desalojar del poder a esta panda. Éste debería ser el objetivo primordial, pero no estoy seguro de una respuesta contundente. Nuestra indolencia, capacidad de aguante o cobardía tiene que ser expiada en el día a día y en las urnas, cada vez que nos convoquen a ellas. Contra Podemos escucho palabras que no podría esperar de políticos y periodistas poniendo en valor a IU o al PSOE. Voceros que escupían contra unos por comunistas y otros por…., ahora dicen preferir mil veces a unos u otros con tal de detener el avance de Podemos. Incluso cuando Podemos modera el discurso, los mismos que trataban de descalificarle con desprecios como bolivarianos y radicales extremistas, les afean ése ir adaptando el discurso para poder cambiar la realidad.
      Si se aplicara el mismo rasero al supuesto caso Errejón a toda la clase política, mediática y empresarial no habría tiempo ni espacio para detallar sus fechorías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: