Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Escribir un blog

Escribir un blog

Las redes sociales suponen una democratización de la opinión publicada. Todos tenemos la posibilidad de difundir textos que podrán ser leídos por cientos de personas. Si volviéramos unos años atrás y nos dijeran que nuestros escritos serían leídos diariamente por 50, 200, 500 lectores; si nos dijeran que hay personas que se suscriben a nuestros textos e incluso dedican parte de su tiempo a comentar lo que escribimos, ¿qué pensaríamos?

Para publicar opiniones no es necesario ser un erudito ni escritor consumado. A escribir se aprende: mecánica, disciplina, práctica diaria, lectura y observación. Si alguien se lo propone, terminará escribiendo de manera aceptable. Comencé el blog como desahogo. Hay quien escribe cuando cree que tiene algo que decir. No es el caso. Pienso que todo está dicho y registrado en la memoria individual o colectiva; todo está escrito en los libros, custodiado en las hemerotecas, mil veces copiado en la blogosfera y fuera de ella. Todo está dicho y escrito. Cada cual tiene sus motivaciones para escribir pero, igual que hay quien se dedica a hacerse esas autofotos que llamamos selfis, hay quien escribe para conocerse, para desmontar engaños, para tomar conciencia de sí mismo o como ejercicio preventivo para combatir la realidad y la pérdida de memoria.

Escribir es activar la capacidad de sentir y pensar. Consiste en comunicar rescatando con argucias aquellos aspectos que más nos interesan, darles una determinada estructura y cierto toque personal. A escribir se aprende escribiendo. Ayuda la lectura y la constancia. Cosa distinta es escribir bien. Escribir bien, requiere algo más que la aplicación de unos simples resortes. Desde luego nadie escribe bien si antes no piensa correctamente. Teclear con el propósito de esbozar algunos apuntes de la realidad, procesar lo comentado entre amigos, lo escuchado y oído por cualquier sitio, es el paso previo. Todo ese batiburrillo de voces, matices, enfoques y distorsiones precisa un poco de sosiego y reflexión. Escribir sobre la actualidad, sobre cuanto sucede a nuestro alrededor o de lo que nos interesa, no siempre resulta fácil. ¿Se puede escribir cuando estamos al límite del vómito ante tanta náusea, obscenidad y desvergüenza como nos ofrece la actualidad? ¿Se puede escribir otra cosa que no sea panfleto contra estos falsos representantes del pueblo y otros canallas?

Todo texto esconde una ideología y una intención, una visión sesgada que responde a intereses, Si es así, ¿por qué renunciar a ofrecer nuestro sesgo personal sobre los asuntos que nos interesan, preocupan o ilusionan? Es cierto que todo está dicho y que copiamos con mayor o menor disimulo lo que otros ya publicaron pero, ¡qué error si escribir y publicar volviera a ser privilegio de una élite! Todo está dicho y escrito, es cierto, aunque siempre queda espacio para un matiz, para esa coma que cambia el significado de una frase, para la elección de una palabra y el desecho de otra, para el enfoque personal. 

¡No nos escuchan! Escribo este blog por si estuviera equivocado, por si uniendo mis escritos a los tuyos logramos molestar al poder y activar su sistema auditivo. Mejor aún, para derrocarlo. Escribo como desahogo; para no pasar de puntillas ante tanta mezquindad y decirme a mí mismo que hay que ser beligerante siempre y que, en democracia, una palabra vale más que el silencio continuo. Pero me temo que he de conformarme con poder decir un día que, una vez, escribí un buen post.

CSB: No sé que escribir, Por eso escribo, Deus ex Machina, Por tus putas palabras, Este es un blgo con pretensiones, Motivaciones, Miedo a la página en blanco, Escribir es conocer las propias inclinaciones.

http://wp.me/p38xYa-TO 

Anuncios

15 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Las redes sociales suponen una democratización de la opinión publicada. Todos tenemos la posibilidad de difundir textos que podrán ser leídos por cientos de personas. Si volviéramos unos años atrás y nos dijeran que nu…

  2. Escribir como desahogo, es un buen motivo. Yo lo hago a menudo. Pero creo que quienes escribimos con asiduidad lo hacemos por necesidad, porque las palabras se nos acumulan en el cerebro y no podemos ir por ahí “taladrando” a la gente en el metro con nuestras ideas e inquietudes. Un blog es un buen medio para dejar nuestra huella intelectual, aunque lo lean 2, 5, 10 personas. El número no es lo importante, sino el hecho de construir un discurso reconocible, que lo que escribimos lleve nuestra firma. ¿Qué sentido tiene copiar o repetir lo que otros ya han dicho/escrito?
    Escribir en un blog es, además, una herramienta útil para conectar con otras personas que de otra manera jamás tendríamos ocasión de conocer. Es un medio ideal para compartir ideas, crear afinidades y construir algo desde la base que quizás pueda llegar a ser sólido.
    Después de todo, el mundo virtual quizás sea mucho menos etéreo de lo que pensamos.
    Un abrazo.

    • Juan dice:

      Como desahogo, como necesidad, para comunicar. Para pensar, conocernos, para expresarnos. No importa que todo esté escrito. Cuando publico un post estoy convencido que lo que escribo ya ha sido expuesto por otros y que muchos de ellos lo habrán dicho mejor. ¿Algún problema? La originalidad está reservada para unos pocos lumbreras. ¿El resto?, nos conformaremos con trillar las mismas eras. Lo del número es como lo del tamaño: no importa, pero si alguien quiere tener éxito con su blog puede probar los recetarios accesibles desde cualquier buscador. Estoy convencido que seguirá siendo tan interesante o tan tostón como antes de aplicar las recomendaciones. Saludos.

  3. Charlipap dice:

    Da gusto leer ésto. Gracias.

  4. icástico dice:

    Estará todo dicho, pero a los que escribimos en la misma linea que tú o con similares motivaciones nos gusta desmontar y montar el “todo” a nuestra manera y de esta forma, por muy dicho que esté todo, hay gente que me emociona o me pone la carne de gallina (por estúpido o por todo lo contrario) También hay quien dice que está todo inventado y solo es cuestión de copiar. Escribir es hablar en voz alta y si hay quien te “escuche”, mejor. Y si haces reir, llorar o reflexionar es todo un aplauso.

    • jcromero dice:

      Quise buscar palabras, gritos/en estado de alerta, la materia/prima del sueño./ ¿Adónde ir,/llamar? Quemar mi historia,
      ¿en qué papel?/ Todo está lleno/de luz: nada está escrito.
      Quise contar los días / malgastados, restablecer / lo venidero en la espesura / febril de lo vivido./ ¿Cómo poder buscarme, / merecerme, / a mi sueño un alfabeto puro? / Nada se salva /de las sombras: todo está escrito.

      Comparto cuanto dices. Encontré estos versos de Caballero Bonald que uso como réplica. Saludos.

  5. Aletheiae dice:

    ¡Saludos! Me ha encantado el artículo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo misma también empece con el mundillo del blog como una forma de desahogarme y tener un espacio para mi, pero poco a poco ha ido evolucionando, convirtiéndose en el sitio en el que voy contando mis ideas y reflexiones. Porque cierto es, todo esta dicho, pero ningún daño nos hace añadirle palabras al mundo.

    También tengo que decir que escribir me parece una forma de conectar con uno mismo, cuando la vida te deja destrozado, aferrarte a la escritura puede ser una buena vía para enfrentarte al duro presente. Es una muy buena terapia, en mi opinón, y en este caso ya no se trataría solo de escribir sobre actualidad, sino que la ficción también es una gran herramienta. Como todo arte, expresa todo lo que guardamos dentro.

    Muchas gracias por la mención al blog y te seguiré leyendo =)

    • jcromero dice:

      Está bien eso de añadirles palabras al mundo. Hay quien añade penurias y desvergüenza. Comparto la idea de la escritura como terapia y como herramienta. Aunque la escritura puede ser una herramienta útil para la manipulación y el engaño, no hay mejor antídoto contra ellos que leer y escribir. Saludos

  6. grojol dice:

    ¡Por esos matices, por esas comas, por esas palabras…!
    Por algo hay que empezar… A decir basta!
    Salud

  7. Daina dice:

    Como dices, escribir ayuda a reorganizar sensaciones y pensamientos. Hacerlo en la red permite, además, compartirlos y encontrarte con otros pensamientos y sensaciones que, aunque hablen de lo mismo, lo harán con otros enfoques y otras formas de expresarse.
    Así mismo, las tecnologías de hoy nos permiten el desahogo colectivo de la desazón que produce esta realidad nauseabunda que nos rodea. Me uno a tu deseo de que uniendo muchas voces (o muchos escritos), logremos hacer llegar nuestra indignación a ese poder mezquino e inmoral, pero creo que, desgraciadamente, su sistema auditivo está definitivamente desactivado.

    • Juan dice:

      Somos afortunados. Podemos publicar algo con la certeza de que nuestros textos encontrará lectores. Cuando nos proponemos escribir sobre lo que nos rodea, tratamos de informarnos leyendo la prensa. El resultado es desalentador, desconcertante. Todo está condicionado: linea editorial, intereses empresariales… Hay que hacer abstracción: leer, depurar, razonar y tratar de plasmar una opinión de manera honesta y clara. Si en el intento coincides con otros, tanto mejor; si no es así, hay que seguir intentándolo. Gracias por pasarte y dejar tu comentarios. Saludos.

  8. Jaus dice:

    Gran artículo. Tienes algo que le falta a mucha gente: Fuerza y ganas. Me gusta lo que escribes, crees en lo que haces y eso se nota.
    Yo he escrito durante mucho tiempo sobre escribir, sobre lo que me hace sentir, sobre ese miedo primerizo a lo que pensarán, a que te juzguen. Perder ese miedo es lo mejor que me ha pasado.
    Escribir, como bien dices, es activar la capacidad de sentir y pensar. Y pensar nos diferencia de la mayoría de las personas que nos rodean, que por desgracia no se sienten inclinado a usar esa capacidad.
    Un saludo!

    • Juan dice:

      Gracias por comentar. Interesante tu alusión al miedo a que un post no guste. Hay que transformar ese miedo en simple respeto al lector, evitar que ese miedo nos conduzca a la autocensura y que esta limite nuestra libertad. La mayoría de los que escribimos un blog no somos famosos, ni vivimos de esto de escribir; no estamos obligados a medir nuestra popularidad. Seamos conscientes de nuestro privilegio de no depender del mercado; escribamos de lo que nos plazca. Escribamos para nosotros mismos.
      VII. Somos personas complejas, no maquinas especializadas. Por ello, escribiremos aquello que nos parezca interesante compartir, sin importar su temática ni su idoneidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: