Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Lilas, rojas y amarillas

Lilas, rojas y amarillas

Sobredosis de parafernalia regia y de empalagosos panegíricos; saturación de socialismo monárquico. Hartazgo de bandera y patria. Puro anacronismo. Vuelta al pasado, al tiempo de la censura y bandera única. Aunque no me gustan las banderas —tienen tela en la que algunos se envuelven y otros tapan sus miserias—, parece delirante la prohibición de los colores republicanos en el día de la coronación. Por mucho empeño que pongan ahora, no hay tela suficiente para tapar tan bajo patrioterismo. Reconozco que soy un mal patriota, no me gusta la bandera, no me emociona esa marcha militar convertida en himno aunque agradezco que no tenga letra. Sí, debo ser un mal patriota, porque nunca gritaría viva el rey, menos aún si viste de militar y se doblega ante las autoridades eclesiásticas aunque le reconozca el valor, que no tuvieron concejales y ministros, al jurar el cargo sin evangelio ni crucifijo.

Este blog no rendirá pleitesía a ningún rey. Su administrador carece de la capacidad intelectual suficiente para entender por qué hay tanta gente que quiere postrarse ante un rey, ni qué mecanismo se activa en el cerebro de esa gente para confiar la máxima representación del Estado a alguien, por el enorme mérito de ser hijo de su padre.

De todas las verdades reveladas, la más peregrina es aquella que enarbola la falacia de que el rey reina pero no gobierna. ¿Que el Jefe del Estado no participa en el gobierno del país? Nos cuentan, como si de un viejo cuento se tratara, que el rey es una figura decorativa. Si sólo fuera eso, cómo es que precisa de aforamiento incluso cuando deja de ser rey.  Si sus funciones fueran simplemente representativas, ¿podría cometer delito, en el ejercicio de esas funciones?

“La persona del rey no está sujeta a responsabilidad”. Otra frase de difícil encaje. Es decir, la Constitución nos presenta al monarca como alguien irresponsable, como si se tratara de un menor de edad o un incapacitado intelectual. En fin, o todo es un cuento de príncipes valientes y princesas rubias y hermosas o tendrán razón quienes sugieren que los monárquicos son los peores enemigos de la monarquía. Si quien escribe fuera monárquico, defendería la convocatoria de un referéndum sobre el modelo de Estado. La consulta sería un acto heroico, un aval democrático incontestable. Pero tienen miedo; vuelven a tiempos del innombrable y a la bandera única. En el día de la coronación del nuevo monarca, una ciudadana no puede pasar a casa de su hermana por portar una chapa tricolor; Serrat no podría cantar en Madrid aquello que canta desde 1976 de las banderas de papel lilas, rojas y amarillas.

Este blog se declara republicano pero, qué quieren que les diga, visto el entusiasmo del pueblo en las calles, no perderá mucho tiempo con el nuevo monarca; preferiría atacar las incompetencias del Gobierno y la dejadez de tanta gente que prefiere ser súbdito antes que ciudadano.

Es lunes, escucho música:

Orgullo y satisfacciónBorbones, de Felipe V a Felipe VIEl ruido y la furiaEl porvenir desigual hacia la III RepúblicaFelipe VI el Pre-paradoCambia el perro pero no las pulgasLa Coronación de Felipe VI desde el Periscopio¿Quieres democracia? Pon un rey en tu vida y no protestes, Un país de fútbol y coronas¿Monarquía o República? Primero, proceso constituyenteHay cosas más importantes que la República¿Sucesión al trono legal o popular? Banderas, banderines, banderolas, Fútbol, monarquía y otros animales, Carta abierta al rey D. Felipe VI, Rosas y espinas: “El crimen de Felipe VI”Caprichos, 

http://wp.me/p38xYa-NT

Anuncios

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Sobredosis de parafernalia regia y de empalagosos panegíricos; saturación de socialismo monárquico. Hartazgo de bandera y patria. Puro anacronismo. Vuelta al pasado, al tiempo de la censura y bandera única. Aunque no me g…

  2. Lo de la España oficial y mediática desde el día en que el señor Borbón padre comunicó que abdicaba es propio del circo. Me esperaba todo el jabón del mundo y más, pero reconozco que han superado las peores de mis previsiones. Esto no es serio, no hay por dónde cogerlo. No me puedo creer que vayamos a permitir que el chiringuito continúe en pie mucho tiempo más. Nos tratan como a idiotas y encima delincuentes. Todo es de cartón piedra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: