Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Imputación, abdicación y abolición

Imputación, abdicación y abolición

De la imputación de la hija menor del rey lo que más me interesa es que se devuelva el dinero publico malversado, que conozcamos los posibles tejemanejes de la Fiscalía o de la Hacienda de Montoro y que se juzgue, judicial y democráticamente, la pleitesía cateta y supuestamente delictiva de los Matas, Camps y similares.

No ha comenzado bien el año para la Casa Real, a la poca luz sobre el atril, algo consustancial a la historia familiar de los Borbón, se une la imputación de la infanta por blanqueo de capitales y delito fiscal.

Sinceramente, más que la imputación y esa abdicación que asoma cada vez que el viejo monarca exhibe sus años sin Photoshop revistero, lo que me interesa es la abolición de la monarquía. Es cierto que el último intento fracasó por el golpe militar perpetrado por aquel general ante quien el actual monarca hincó la rodilla para recibir su bendición.

Con los precedentes históricos en la memoria, la Tercera debe llegar por convencimiento social y democrático. Mal asunto si llegara por las tropelías, chanchullos y mangoneos de la familia real. Mal asunto, cuando solo es un juez el encargado de defender la dignidad de todo un pueblo. Nuestra dignidad como colectivo, igual que la libertad y la misma democracia, necesita de la justicia pero, sobre todo, precisa que conciencia social y justicia vayan juntas transitando los mismos caminos.

Con la imputación se abre un periodo espectacular pero que pude no pasar de ser un episodio mediático más. La sentencia judicial dirá su parte; la sentencia social, también. Muchos medios nos ofrecerán el medieval linchamiento público pero con cámaras de televisión y las redes sociales echando humo; otros, un baboseo bobalicón. En todo caso, desengáñate: el camino hacia la Tercera no puede ser otro que la palabra, el razonamiento y la persuasión.

Quienes tienen en el objetivo a Juan Carlos I se equivocan; la meta es la monarquía como institución y no un monarca con poca luz y caducado. La imputación es un episodio que debiera resolverse en los tribunales sin presiones políticas, ni apaños ministeriales. La abdicación, el aliento de los monárquicos. Aquí no hay otra meta que la abolición.

Es miércoles, escucho música:

http://wp.me/p38xYa-BN

Anuncios

10 comentarios

  1. icástico dice:

    No se si conoces el viejo chiste de que Juan Carlos es el rey de España y Portugal porque es el rey de los españoles “ilusos”, léase “y lusos”. Buenas esperanzas y buenas ilusiones albergas, pero yo veo más posible un Segundo 23F que la Tercera República.

  2. salvela dice:

    Yo conozco a una señora muy efectiva. Madame Guillotine, francesa pero de confianza.
    Por cierto, sobre lo de la puta…, no, imputación, tras leer algunas opiniones creo que el culpable de todo es el juez.
    Totalmente de acuerdo. Abolición de la monarquía, sistema caduco, injusto y repudiable.

    • Juan dice:

      Esa señora francesa es muy útil para usarla con ciertos mensajes que nos tratan como súbditos y que solo pretenden ocultar la verdad.

  3. grojol dice:

    Pues… a ver… ¿quién le pone el cascabel al gato? O… ¿cómo hacer la limpieza a fondo -necesaria, por cierto- que señala Benjamín Recacha en el comentario anterior?
    De acuerdo -total- que tiene que ser con palabras, razonamiento y persuasión. ¡Pero otras palabras! No hay prisa, pero… otras palabras distintas a las de sus señorías, y en otros lugares.

    • Juan dice:

      En toda limpieza lo primero es separar la suciedad y tirar al contenedor lo inservible por inoperante y vetusto. Hasta hace poco la Monarquía tenía buena prensa por una supuesta ejemplaridad de sus miembros que hoy se sabe inexistente: no es el consorte ni la princesa, ni tan siquiera el rey; es la institución.
      Y por supuesto, no entiendo otra manera de alcanzar el objetivo que con la palabra, el razonamiento y la persuasión, es decir con más educación y cultura.

  4. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: De la imputación de la hija menor del rey lo que más me interesa es que se devuelva el dinero publico malversado, que conozcamos los posibles tejemanejes de la Fiscalía o de la Hacienda de Montoro y que se juzgue, judicia…

  5. Lo que pasa en la Casa Real es el reflejo de lo que ocurre en este país a casi cualquier escala. Todo el mundo busca la manera de sacar provecho ilícito de su posición. Si aquél lo hace, pues yo no voy a ser menos… El problema es que quienes se pavonean de haberse ido del restaurante sin pagar los postres no se dan cuenta de lo ridículo que suena cuando toda la casta parasitaria que vive en las altas esferas se embolsa millones a costa nuestra cada día.
    República sí, pero primero es necesaria una limpieza a fondo de toda la estructura del Estado y del sistema político que da cobertura a tanto vividor desvergonzado. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: