Demasiadas palabras

Inicio » Opinión » Privatizando que es gerundio

Privatizando que es gerundio

Para uniformarnos, primero anunciaron la muerte de las ideologías y luego publicitaron la mayor eficiencia de la gestión privada sobre la pública. Conocedores de que los ciudadanos no valoramos como propio lo que es de todos, repitieron una y mil veces la consigna. Sabedores que detrás de las palabras se esconden los intereses, repitieron hasta la saciedad una verdad nunca demostrada. Tanta repetición, disfrazó la mentira en verdad aceptada por una gran mayoría.

Muchos años recitando esa letanía para que al final, todos aceptemos la misma jaculatoria. Es lo que sucede cuando uno no quiere ver, es lo que tiene asomarse al quiosco cuando todos escriben con la misma tinta y desprenden el mismo hedor; cuando dibujan una sociedad ficticia que tratan de enfundar en sus interesados corsés. La falta de fervor ciudadano hizo el resto. Así, empezaron a privatizar el servicio de recogida de basuras y terminan, de momento, privatizando la seguridad ciudadana. Los vampiros más radicales hacen lo propio con la donación de sangre, como metáfora evidente de lo que nos están haciendo.

El credo privatizador siempre ha invocado la supuesta eficacia del sector privado frente a la ineficacia del sector público valiéndose de unas premisas falsas y conclusiones por comprobar.  A saber: ahorro para las arcas públicas, servicio más eficiente y la competencia como factor benéfico para nuestros bolsillos.

Ahorro y eficiencia. Salvo en puestos de trabajo, ¿dónde está el ahorro? Aunque nos dijeron que el rescate bancario nos iba a salir gratis, teníamos la sospecha de que sería lo contrario; los datos que vamos conociendo demuestran la auténtica realidad. Hace unos días el FROB vendió uno de los bancos nacionalizados. Nova Caixa Galicia, el banco en cuestión, recibió del Estado una inyección de 9.000 millones de euros y ha sido vendido a Banesco por 1000 millones. ¿Dónde está el ahorro? ¿Quién pagará los 8.000 millones perdidos?

Mayor eficiencia. El Tribunal de Cuentas ha publicado un informe que no ha tenido gran repercusión y que pone en duda algunas de esas afirmaciones que muchos dan por ciertas. Dicho informe analiza las prestaciones de servicios en ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y concluye que la gestión privada de servicios públicos supone un mayor coste que la municipalización de los mismos.  En otras palabras, que no siempre sale más barato un servicio público cuando lo ofrece una empresa privada.

La competencia. Nos han martilleado con la cantinela de que la liberalización de los mercados significa competencia en la prestación del servicio y beneficio para los consumidores. Otro supuesto que no responde a la realidad.  Basta con repostar en cualquier gasolinera o con pagar el recibo de la luz para comprobar dónde van los supuestos beneficios de la liberalización, por ejemplo, del sector energético.

Sería muy ilustrativo, para la transparencia política y democrática, hacer pasar por una especie de escáner corporal a quienes participan en cualquier proceso privatizador, por comprobar qué hay debajo de tanto negocio.

Es lunes, escucho música:

http://wp.me/p38xYa-zu

Anuncios

15 comentarios

    • Juan dice:

      Interesante aportación, aunque entre el titular y el último párrafo hay una enorme distancia plagada de preguntas. .

      • icástico dice:

        Si, en realidad no sirve de mucho. En Inglaterra ha pasado lo mismo con la sanidad y los ferrocarriles. Ya que no hay vuelta atrás por lo menos tener en cuenta que hay paises cuyos gobiernos saben lo que gana la privada “con la externalición de lo público” y, en consecuencia, lo que debe aportar al estado. Lo tienen bien cuantificado.

  1. TMM dice:

    Leyéndote, ha acudido a mi memoria el recuerdo del famoso libro El Crepúsculo de las ideologías, de Gónzalo Fernández de la Mora, ministro que fue con Franco. Me duele reconocer cómo se han cumplido sus pronósticos.

  2. Rotero dice:

    Privatizar, además, es sacarse de encima el trabajo que da “gestionar bien”, pero cobrando lo mismo en el trono del poder.
    Así se devalúa el trabajo de un pueblo…

  3. Me gustaría conocer esos informes que atestiguan que la empresa privada gestiona mejor que la pública. No estaría de más hablar de personas en vez de trabajadores y la forma de rebajarles el sueldo o despedirlos para abaratar costes.

    • Juan dice:

      Me temo que para esconder la verdad se recurre a la propaganda. Los usuarios de la sanidad privada recurren a la pública cuando el problema es grande, sin embargo eso de no mezclarse con gente de toda clase y condición “viste mucho”, como dicen por mi pueblo. ¿La escuela privada es mejor que la pública? Que están ubicadas en zonas de mayor poder adquisitivo es incuestionable y que el ambiente social y económico es más propicio, tampoco se discute. Pero, ¿son mejores los profesores y alumnos de los centros privados? Y sin embargo hay quienes manipulan los datos de residencia y falsifican la situación familiar para tener prioridad en esos centros. Hay una mayoría social que se conforma con aparentar lo que no son y así nos va.

  4. madamebovary dice:

    Divinas palabras. Como cantinela suenan bien a quienes creen poseer las llaves el arcano; luego se demuestra que son tramposas y esconden dominio y explotación ¿Seguirán encantando a tanto incauto (o cínico) con sus ojos de serpiente?

  5. Verbarte dice:

    El neoliberalismo se asienta en la estafa como el modus operandi que ofrece mayores beneficios. Economistas y políticos se aplican en repetir hasta la saciedad salmodias para vender falsedades como compendios de verdad. El público compra aquello que la publicidad graba en sus cerebros como necesidades y se pregunta para qué sirve justo instantes antes de tirarlo a la basura.

    Peor que ser estafados es ser partícipes activos y consentidos de la estafa.

    Salud

    • Juan dice:

      Con cara de tontos. Mucho me temo que la tendencia no cambiará. En este aspecto, como en tantos otros, no se vislumbra luz al final del túnel por mucho que la anuncien.

  6. grojol dice:

    No hacen falta escáneres sofisticados para determinar que el ahorro de lo público será para llenar los bolsillos llenos de las empresas privadas. Pero estos procesos de privatización constituyen otra burbuja que terminará explotando… y entonces no habrá más remedio que abrir los ojos, o quedarse ciego para siempre.

    • Juan dice:

      Para llenar las cuentas de las empresas, aunque sea a costa de un peor servicio, parece claro. Por ese escáner tendrían que pasar todos los que en nombre de la administración han participado en el negocio.

  7. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Para uniformarnos, primero anunciaron la muerte de las ideologías y luego publicitaron la mayor eficiencia de la gestión privada sobre la pública. Conocedores de que los ciudadanos no valoramos como propio lo que es de t…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: