Sociedad

¿Conciencia aletargada?

Internet, SMS, wasaps, tuits y similares, nos mantienen conectados e informados; nos proporcionan información y, también, nos distraen la capacidad de pensar. Como siempre, el problema no está en los medios sino en el uso que hacemos de ellos. Tenemos acceso a mucha información y, a poco que nos interese, podemos conocer cuanto acontece. Lo único que nos falta es sosiego, disposición para seleccionar y procesar los datos.

Tenemos la realidad ante nosotros, formamos parte de ella, disponemos de suficientes referencias y datos pero, necesitamos que alguien piense por nosotros, que nos narre lo que sucede. Desechamos la tarea de pensar porque en cualquier web, blog o periódico de referencia, tendremos un análisis más completo y riguroso del que nosotros podamos hacer. Renunciamos a nuestra libertad: ¡que piensen ellos!

La ciudadanía aparenta tranquilidad y resignación, pero ¿es posible que en el seno de esta sociedad hiperconectada, con acceso a múltiples canales informativos y culturales, se esté produciendo un movimiento profundo, similar al de las placas tectónicas,  y del que aún no recibimos señales? Puede que seamos como el aficionado al fútbol que acude al estadio con una radio para que le cuenten lo que él mismo está mirando pero es incapaz de ver. Igual necesitamos de alguien que nos narre lo que está sucediendo a nuestro alrededor porque somos incapaces de detectarlo.

Muchos nos preguntamos qué es lo que tiene que pasar para que la sociedad civil se plante y diga basta, para que ponga freno a tanto atropello. Observando el panorama parece que hay descontento, dudas, temores y mucha pasividad. La culpa siempre es de los otros: de los políticos, de la corrupción, de la corrupción de políticos y empresarios, de la banca, de una Justicia que se quitó la venda que tapaba sus ojos, de la estafa económica llamada crisis… Parece que hay tanto descontento como apatía y falta de respuesta ciudadana, que conformamos una sociedad anestesiada, temerosa y sin capacidad de reacción; una sociedad que se refugia en cuatro clichés y dos supuestas certezas para justificar su falta de arrojo y determinación. Pese a la sutileza democrática de los totalitarios, cuando la universalización de internet facilita información, da la palabra a quienes no la tenían y proporciona cauces para el debate, la deliberación y la autonomía ciudadana, ¿se estrecha la distancia entre el descontento y la rebelión? Si la sociedad actual es tan diferente a la de otras épocas —el analfabetismo prácticamente ha desaparecido y la inmensa mayoría tiene acceso a la información—; si realmente percibimos que el sistema establecido ya no nos resulta útil y queremos transformar esta democracia inoperante, por poco democrática, en una democracia dinámica, transparente y participativa, sería necesario que empezáramos de una vez a intentarlo.

¿Cabe la hipótesis de que se esté produciendo un movimiento de profundidad, lento e imperceptible del que aún no recibimos señales ni somos capaces de detectar?

http://wp.me/p38xYa-jt

Post relacionados:

Terapia (política) de choque, por Layla1970; Todo lo que era sólido, por Runaway; Conciencia social, por José Manuel Martínez Sánchez; La necesidad de la movilización social y de un proyecto político de ruptura, por Pedro Luis López Sánchez:  Pasividad y valores, por Pedro Fresco

 

Anuncios

5 comentarios sobre “¿Conciencia aletargada?

  1. Me agarro a tu hipótesis como a un clavo ardiendo, Juan. Hay días que pienso que no hay nada que hacer; otros creo que es cuestión de que alguien (o alguienes) dé con la clave para que despertemos del letargo. Me resisto a creer que no exista esa clave. Supongo que el rebaño necesita a un pastor convincente. Claro que existe el peligro del populismo y todas esas plagas mortales de las que nos alertan quienes no quieren perder la silla por nada del mundo, pero está claro que alguna propuesta diferente y motivadora tiene que surgir por algún sitio. Saludos.

    1. La hipótesis no es convicción sino necesidad. Muy evangélica aportación con lo del rebaño y el pastor; reconozco que no es fácil que necesitamos alguien en quien confiar pero el futuro o lo construimos entre todos o alguien en un banco de intereses económicos y políticos lo diseñará por nosotros.

  2. Tal y como está la sociedad ahora mismo, es descartable incluso el lamento privado. La gente mete la cabeza bajo la tierra del “asco de políticos, son todos iguales” como si el silencio no fuese en sí una actitud política que favorece al poder y éste no lo supiera. Luego vendrán las elecciones, la abstención, el voto a los mismos de siempre y todos los partidos volverán a salir triunfadores.

    El pueblo será el perdedor si no es capaz de cambiar nada, incluida su actitud.

    Salud.

    1. Perdida toda esperanza de que desde los partidos políticos se produzca una reacción determinante y de que las instituciones, en vez de estar a disposición del poder, lo estén al servicio de la ciudadanía, solo queda la posibilidad de que la sociedad harta de tanto engaño se levante un día. Este levantamiento social desde luego no será igual al producido en otras épocas.
      Recientemente, y ante la Asamblea General de la ONU, una joven pakistaní pidió educación para todos y defendió que las únicas vías para cambiar el mundo son “los libros y las plumas”. Nuestra sociedad que tiene esas plumas y libros en formato digital y acceso generalizado tanto a la educación como a la cultura, está obligada a revertir esta situación política funesta. Quiero pensar que hay un poco de esperanza aunque sólo sea para exigir que las cosas funcionen con un mínimo de decencia democrática y para que no nos quiten los derechos logrados. Yo tampoco soy muy optimista pero quiero pensar que la palabra reivindicación tiene plena vigencia y no solo para un pequeño grupo de ciudadanos ejemplares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s