Demasiadas palabras

Inicio » Política » Viernes negro

Viernes negro

Hasta hace poco, el único Viernes negro que conocía era el compañero de Robinson Crusoe. Ahora con Rajoy de presidente cada viernes, cuando se reúne el Consejo de Ministros, se convierte en un día aciago para la ciudadanía, sus derechos y libertades. Oscuro panorama el que se nos presenta entre los zarpados del Gobierno y esa proliferación de orates para quienes todo el que discrepa es terrorista, nazi o un radical izquierdista. Negras perspectivas cuando conformamos una mayoría cabreada y silenciosa de sumisos hedonistas dispuestos a soportar, con la complacencia del masoquista, todos los golpes que nos quieran dar. Así las cosas, ¿hay espacio para la ilusión o la esperanza?

Este viernes ha sido especialmente negro por los anuncios conocidos y por los nombramientos del Gobierno.  Este viernes hemos conocido intenciones, apuestas y nombramientos que marcan la fecha como otro viernes negro para la ciudadanía y la democracia. El informe sobre la reforma de las pensiones, las intenciones sobre el futuro de las becas universitarias y el control del Tribunal Constitucional son las noticias más relevantes.

Este Gobierno gusta de la provocación sabiendo que siempre tendrá a buena parte de la prensa a su favor y que no rechistaremos. El ministro Wert vuelve a mentir y ABC nos regala su mentira con un gran titular. Tan ciega es la fidelidad que no importa el periodismo. Dice el despechado por los estudiante de la excelencia cabreada que «ahora hay alumnos que firman el examen en blanco y cobran la beca». El País también nos ofrece un titular engañoso: «El Gobierno subordina la cuantía de las becas a las notas». ¿Ignoran, ministro y periódico, que la beca se pierde si no se supera un número determinados de créditos? ¿Vuelven, otra vez, con la matraca del esfuerzo? El ministro y sus lacayos pueden leer para comprobar que esto no es novedad, el artículo 18 de la Orden EDU 1781/2010 por la que el Ministerio de Educación convocaba becas. En realidad, con tanta mentira tratan de ocultar que se programa una reducción drástica en la cuantía de las becas para los alumnos de las universidades públicas.

Los austericidas disfrazados de expertos ponen en bandeja al Gobierno la cobertura tecnocrática para el próximo hachazo a las pensiones. y de paso proceder a la voladura del llamado pacto de Toledo. Dos son sus propuestas fundamentales: el factor de revalorización anual y el factor de sostenibilidad. Por el primero se sustituye IPC por el FRA, es decir, las pensiones aumentarían sólo si los ingresos del sistema suben; el segundo vincularía el cálculo de la pensión al aumento de esperanza de vida. Este denominado factor sostenibilidad recuerda a Taro Aso, aquel ministro japonés que a principios de año pidió a los ancianos que se den prisa en morir porque suponen un gasto excesivo.  Lástima que estos “expertos” no hayan introducido, por ejemplo, el factor de solidaridad. En todo caso, si la intención oculta es favorecer los planes privados de pensiones, se equivocan. Con el paro, los sueldos actuales a la baja y los salarios del futuro, ¿cuántos asalariados podrán contratar esos magníficos planes de pensiones? El futuro pinta negro: minipensiones y caridad.

Si el Gobierno nombró a un grupo de expertos como coartada para la jibarización de las pensiones, con los nuevos magistrados nombrados por el Ejecutivo, se garantiza la adhesión inquebrantable del Tribunal Constitucional. No hay esperanza en este país: el principal motivo de ascenso sigue siendo la adhesión; la capacidad o la ética no tienen importancia a la hora de gobernarnos. ¿Será casualidad que en breve el TC tenga que dictaminar sobre el recurso del PP a la ley del aborto, la reforma laboral, el plan soberanista de Cataluña, los recortes en sanidad, educación y pensiones o la amnistía fiscal? ¿Nos quedan resquicios para la esperanza?

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Con este gobierno la respuesta a tu última pregunta es, evidentemente, un NO rotundo… a no ser que de una vez la ciudadanía en masa reaccione, paralice de verdad el país y provoque(mos) la dimisión del gobierno. Evidentemente, la sociedad en conjunto sería acusada de nazi, terrorista y antidemocrática. De todas formas, mis esperanzas de que eso suceda son entre nulas y nulas. Por cierto, sobre la reforma de las pensiones, si el modelo es el alemán (que parece que va a ser) preparémonos. No son pocos los germanos jubilados que tienen que complementar su pensión con un minijob para llegar a fin de mes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: